Lovaina, Universitaria y Flamenca

junio 28, 2018

 
 
Cuando no es la primera vez que viajas a Bruselas, ni la segunda, y ya te has acercado a visitar otras ciudades populares y cercanas a la capital belga como Brujas o Gante, abres tus horizontes e incluyes visitas a otras ciudades flamencas cercanas a esta gran urbe europea que te sorprenden.

Quizás no hayas oído hablar demasiado de Lovaina, Leuven en flamenco, pero probablemente es la ciudad más universitaria de toda Bélgica. Destaca que la ciudad tenga menos de 100.000 habitantes y más de 30.000 estudiantes, muchos de ellos erasmus, pero es que su Universidad es la más antigua de Bélgica y ha tenido profesores como Erasmo de Rotterdam.
  


 
Situada a menos de 30 km. de Bruselas es fácil llegar a ella en tren, ya que la buena frecuencia de este transporte de alguna manera subsana los repetidos retrasos que hemos tenido que soportar en esta escapada.

Llegamos a media mañana de un veraniego sábado de primavera. Nada más salir de la estación de ferrocarril nos recibe la Plaza de los Mártires, que alberga un memorial en recuerdo de las víctimas de la I y II guerra mundial. También se encuentra en esta plaza el Ayuntamiento nuevo y la sala de conciertos Het Depot.

De la estación al centro histórico hay un paseo de menos de 15 minutos pero nosotras nos desviamos para acercarnos primero a la Universidad con la intención de visitar su preciosa biblioteca.
 
La Universidad está ubicada en la Plaza Ladeuzeplein, donde en el centro de la misma podemos contemplar una curiosa representación de una aguja de acero de 23 m. de altura con un escarabajo verde atravesado, que no deja a nadie impasible.

  

 
Tras contemplar la impresionante fachada nos dirigimos hacia el interior de la universidad para realizar la visita, con la mala suerte de que precisamente este sábado no vamos a poder conocer su joya de la corona, la biblioteca.

 

  
Se está celebrando algún acto universitario. Aún así, y pese a que hubieron unos segundos de duda, decidimos realizar la visita al resto de salas y subir su torre de cinco plantas.

  

 

 

 
Menos mal que lo hicimos por que la visita resultó de lo más interesante y a través de la cuál pudimos conocer detalles de la gran tragedia cultural que la universidad y su biblioteca habían sufrido. Más de 300.000 libros se quemaron durante la I Guerra Mundial, queda constancia de ello, y, por si no fuera suficiente, durante la II Guerra Mundial desaparecieron más de 900.000 ejemplares y la Biblioteca quedó casi en ruinas.

  

 

 
Afortunadamente se reconstruyo gracias a las donaciones de Estados Unidos, principalmente, y también de otros países. Como muestra de agradecimiento, en la bella fachada de la universidad de estilo flamenco renacentista, se hace referencia a los países que colaboraron con estatuas como el unicornio, símbolo de Escocia, el león, símbolo de Inglaterra, o el águila, símbolo de América, entre otros.

 

  
Pero durante la reconstrucción no solo se pensó en dar las gracias a aquellos que participaron en su reconstrucción sino que también se esculpió una frase que decía Furore teutónico diruta, dono americano restituta, lo que viene a decir algo así como Destruida por la furia teutónica, reconstruida por las donaciones americanas. Finalmente, y para no crear problemas diplomáticos, la frase esculpida quedo guardada en el almacén y no se instaló en la biblioteca.

 

 
La Universidad de Lovaina tiene uno de los carillones más grandes de Bélgica, con 63 campanas que alcanzan 35 toneladas de peso, solo superado por el de Malinas y no podéis imaginar lo impresionante que puede resultar alcanzar el 5º piso de la torre justo a mediodía y que las campanas comiencen a dar las 12.

 

 
Otro factor que anima a realizar la visita es que desde lo alto de la torre se obtiene una de las mejores panorámicas de toda la ciudad.

  
  
 
Salí de la visita a la Universidad con gran satisfacción de haberla realizado ya que, incluso a pesar de no haber podido acceder a la Biblioteca, me resultó mucho más interesante de lo que hubiera imaginado.

Nos dirigimos hacia la Grote Markt a través de una calle comercial que parte de uno de los lados de la plaza. En menos de 5 minutos nos encontrábamos contemplando la hermosa fachada del Ayuntamiento y la Iglesia de San Pedro.
  
  
   
   

 
La fachada del ayuntamiento es de estilo gótico flamígero, una verdadera joya. Lo que más impacta es la ornamentación y todos los detalles de su fachada, nada más y nada menos que 236 estatuas de santos y personajes ilustres de la ciudad rellenan cualquier hueco posible.
  
  

 
  
 
En la actualidad el edificio no está dedicado a tareas administrativas, solo a eventos y a visitas turísticas. Nosotras dejamos la visita para primera hora de la tarde y disfrutamos de una guía más entusiasmada en recrearse en los detalles históricos y arquitectónicos de la fachada que en la visita a las salas, que por otra parte no ofrecían nada de especial.

Pero ahora era mediodía, hacía mucho calor, así que primero visitamos la Iglesia de San Pedro y luego nos dimos una vuelta por la Oude Markt, la que se conoce como la barra más larga de Europa por el gran número de terrazas y bares que hay instalados en esta plaza, aunque, dicho sea todo, en mi opinión el sobrenombre es algo exagerado.
   
 
   
  
  
 
Recorrimos también un mercadillo que a estas horas estaban ya casi retirándolo y entramos a una especie de café-bistro a comer algo ligero antes de realizar la visita al ayuntamiento.

Lovaina estaba preciosa y muy animada. Es una ciudad muy festiva, la gente había aprovechado el buen tiempo y estaba disfrutando en la calle, paseando, tomando algo en una de las terrazas de la Grote Markt, como si con ellos no fuera el calor, o escuchando a la fanfarria que se había instalado junto al Ayuntamiento.
  
  

 
  
 
Tras la visita guiada al Ayuntamiento viejo nos dirigimos hacia el Gran Beaterio. Otro de los lugares de Lovaina que me sorprendió gratamente.

A 10 minutos del centro se encuentra esta maravilla, un remanso de paz y tranquilidad que invita a pasearlo tranquilamente, para luego sentarse o tumbarse en el césped de alguno de sus jardines y dejar que el tiempo pase.
  
  

 
  
 
En su origen, allí vivían las beguinas, esas mujeres que solteras o viudas se dedicaron a temas espirituales sin ser monjas ni sufrir alguno de sus sacrificios. 

En la actualidad el espacio y las viviendas que lo componen, construidas con un precioso ladrillo rojo, se ha adecuado como viviendas de estudiantes y profesores y no puedo decir otra cosa que caminando por sus calles y descubriendo sus rincones, me hubiera gustado disfrutar de la experiencia de vivir allí.
  
  

 

 
  
 
Pasamos un buen rato perdiéndonos por sus calles adoquinadas a pesar del calor y a pesar del cansancio, y la tarde iba transcurriendo.

Nos dimos cuenta que nos íbamos a dejar cosas por ver en Lovaina. Muy a mi pesar nos dimos cuenta que no podíamos acercarnos a la Abadía del Parque, en las afueras de la ciudad, por tiempo y por el agotamiento. Nos hubieran venido bien unas bicicletas para acercarnos a ella y recorrer su entorno, pero eso ya no iba a ser en esta escapada. Se quedan en pendientes también el Palacio Arenberg, la Fábrica de cerveza Stella Artois y el Jardín Botánico, pero visitar una ciudad sin pernoctar en ella, reduce el tiempo de visita.

Nos dirigimos hacia la estación de ferrocarril para regresar a Bruselas y una vez allí aprovechamos para comprar los billetes de tren hacia Malinas que necesitaríamos al día siguiente.

Una ducha reparadora y un pequeño descanso en el que mantener los pies en alto durante unos minutos hace verdaderos milagros, nos deja listas para salir a cenar en una de las concurridas calles que va de la Grand Place al Palacio de la Bolsa. Nos llama la atención que el local, Fritland, donde en nuestra última escapada a Bruselas tomamos aquel bocata canalla llamado mitraillette, sigue teniendo el mismo éxito y un buen número de personas guardan cola para acceder a él.
  
  
  
 
Nosotras volvemos a pasear por los mismos sitios, los alrededores de la Grand Place están llenos de gente, es sábado y hay mucha animación. Bruselas y casi todas las ciudades de Bélgica que hemos visitado, son muy animadas y alegres. Es sábado noche, la última noche de nuestra escapada, mañana visitaremos Malinas y somos conscientes de que esto se acaba, pero lo hemos disfrutado una vez más.

Te puede interesar:
  • Hotel NH Grand Place Arenberg: Hotel de 4* de la conocida cadena de hoteles en el que me alojaba por tercera vez. Si se reserva con antelación, buena relación calidad/precio. Inmejorablemente situado, muy cerca de la Grand Place y también de la estación central de Bruselas. Habitaciones cómodas, las que dan a la calle pueden ser algo ruidosas en fin de semana y algunas necesitan una pequeña rehabilitación, a pesar de ello, se queda en mi lista de posibles alojamientos en Bruselas.
  • Restaurante Chez Leon: Ubicado en una zona muy turística, una de las callecitas que parte de las Galerías Saint Hubert, ofrece buenos platos de cocina flamenca y los famosos mejillones preparados de un gran número de maneras.
  • Trenes en Bégica: Página web donde se pueden consultar los horarios de los trenes. En fin de semana tienen un 50% de reducción en los billetes de ida y vuelta.
  • Airport Taxis: Taxis desde/al Aeropuerto de Bruselas a/desde Amberes, Bruselas, etc.
  • Visit Flandes: Página web donde se puede obtener más información turística sobre Flandes.
Y no olvides pasarte por:


Bon Voyage!!!



Y esto ¿Te lo vas a perder?

4 comentarios

  1. Cada vez que publicas uno de tus viajes me sumerjo leyendo y observando las fotos tanto que parece que estuviera en ese lugar. Me encantan este tipo de publicaciones aunque no siempre te lo escriba! Gracias por brindarnos tan estupendos viajes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alicia por tus palabras. Disfruto viajando, creo que no importa donde, desde el momento en que lo planeo y confieso que estos artículos también los escribo por mí, para no olvidar detalle, y que no importa si los leo dentro de unos años, volveré a revivirlos de la misma manera.
      Me encanta que me digas que te sumerges en ellos porque es justo lo que yo pretendía.

      B7ssss

      Eliminar
  2. Siempre me sorprendes! Te cunden las visitas un montón. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.

Publicaciones

PREMIOS

También en ...

Top blogs de recetas Que Recetas Buscador de Recetas – recetas de cocina y buscador de recetas Pinrecetas.com Los mejores Blogs de Recetas de Cocina por Categorias

Instagram