Un Paseo por el Parque Natural El Hondo

mayo 21, 2018

 
 
Hace unas semanas aprovechando que pasaba el fin de semana en Elche y la mañana de domingo lucía soleada, cogí la cámara de fotos y nos fuimos al Parque de El Hondo. Se trata de uno de los humedales del sur de Alicante que forma parte de lo que fue la Albufera de Elche, en la que desembocaban el río Segura y el río Vinalopó, y en la actualidad comprende dos embalses reguladores de agua para riego que, a su vez, están rodeados por una serie de charcas, saladares y zonas de cultivos.
  
 

  
 
 
 
De fácil acceso, tranquilo y muy cerca de Elche, hace que lo tenga en cuenta para pasar una mañana en contacto con la naturaleza cuando estoy por la zona, ya que el gran valor ecológico de este espacio ambiental y la abundancia de especies en peligro de extinción que alberga, hizo que fuera declarado parque natural en 1994.

La comarca del Baix Vinalopó suele sufrir de sequía y la escasez de agua repercute en el parque, por lo que mi época favorita para visitarlo es justo después de unos días de lluvia o a principios de la primavera. Hay que recordar que aquí los inviernos son muy suaves.
 
 
  
 
Desde Elche se accede a través de la carretera de Matola por un desvío que hay hacia San Felipe Neri en el km. 8 y que justo nos lleva a la entrada del parque. 

Una vez allí, se pueden realizar dos rutas, ambas muy sencillas, sin desniveles, salvo el de las escaleras que nos llevan a las torres de observación. Nosotros hicimos las dos, tranquilamente y realizando un sinfín de paradas para observar y tomar fotografías, y nos llevó unas dos horas y media. Por cierto, no olvidéis la gorra, protección solar y gafas de sol por que sombra podemos encontrar poca.
 
  
 
 
La ruta más sencilla y más corta se inicia justo en el Centro de Información del parque, donde se pueden contemplar tanto los saladares con sus plantas características como los campos de cultivo que los rodean.
 
  
 
 
En la parte trasera del centro de información, una pasarela de madera nos permite cruzar el saladar y observar a las aves limícolas, especies que viven en ambientes de aguas poco profundas. Es posible ver la avoceta o cigüeñuela y en época de nidificación a sus polluelos entre el cañizar. Otras aves acuáticas e incluso ejemplares de flamencos, se dejan ver en las zonas más tranquilas.
 
  
   
 

 
 
 
A ambos lados de esta pasarela parten unos caminos de tierra que se pueden realizar en uno u otro sentido y que nos llevan a los observatorios del "Tollo" y el "Calamón", puntos desde los que se puede conocer la mayor parte de las aves que alberga el parque.
 
  
 
 
 
 
 
 
Flamencos, garzas imperiales, garcillas y otras aves zancudas se dejan ver en mayor o menor proporción, dependiendo de la época del año, mientras se alimentan e introducen repetidamente su pico en el agua. La cerceta pardilla y la malvasía, sin embargo, se pueden ver durante todo el año.

Más adelante en el camino nos encontramos con el mirador de "la rosseta". Desde este mirador se pueden ver casi la totalidad de los dos embalses y los saladares.
 
  
 
 
 
 

Nosotros aquí ya dimos la vuelta por el otro camino que circula en paralelo.
 
  
 
 
 
 
Un agradable paseo por la naturaleza, ideal para una mañana de domingo y recomendable para hacer con niños.

Bon Voyage!!!


 

Y esto ¿Te lo vas a perder?

2 comentarios

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.

Printfriendly

Publicaciones

PREMIOS

También en ...

Top blogs de recetas Buscador de Recetas – recetas de cocina y buscador de recetas Pinrecetas.com Los mejores Blogs de Recetas de Cocina por Categorias Que Recetas

Instagram