04 diciembre 2017

La Chipirona - Cocina de Mar, Vicios Marineros en el Centro de Valencia




¡Y van 8! El Grupo Vicios abre La Chipirona-Cocina de Mar, su octavo restaurante en Valencia, y no es casualidad.

No pasa todos los días que un grupo de restauración apueste por diferentes propuestas gastronómicas, las vaya poniendo en práctica hasta abrir 8 restaurantes  en la misma ciudad, cada uno de ellos con su sello personal, y el éxito le persiga. 

Y es que el éxito no es casualidad, es causalidad, y las causas de la gran acogida de toda la oferta gastronómica que el Grupo Vicios nos brinda es una receta bastante sencilla: una gran dosis de esfuerzo, aderezada de muchas ganas de trabajar, constancia y un buen manojo de autocrítica y de saber escuchar a sus clientes. El resultado: La Chipirona-Cocina de Mar.

 

 
Estando en Valencia al Grupo Vicios no podía faltarle un restaurante de cocina de mar y así nació La Chipirona Playa hace algo más de un año. Ahora nos acercan esta oferta gastronómica al centro de Valencia. Situado en la céntrica plaza de Antiguo Reino, el local es diferente y algo ecléctico, han conseguido crear pequeños diferentes ambientes muy confortables y acogedores que invitan a alargar la sobremesa. Además, dispone de una terraza perfecta para el aperitivo, comidas, tardeo y cenas.
  
Laura Motolesse, socia del grupo, define La Chipirona-Cocina de Mar como un concepto completamente diferente al resto de grupo pero en el que siguen primando los mismos valores de calidad, proximidad al cliente, constante innovación y el mejor producto. El objetivo principal es brindarnos una cocina de mar con mucho sabor Mediterráneo que enganche por su frescura, apostando por la calidad a precios asequibles.

 

 
La carta que nos ofrecen ha sido elaborada por los chefs Julio Rodríguez y Juan Gil, y es una original propuesta basada en la fusión de los mejores productos y platos de mar, en la que también hay reservado un pequeño rincón para los carnívoros  pero todo desde un punto de vista muy pero que muy mediterráneo. 

Y si definen a sus otros restaurantes, La Pappardella, Al Pomodoro y los Sorsi e Morsi, como auténticamente italianos, no típicamente italianos, en La Chipirona-Cocina de Mar también huyen de los tópicos y su propuesta gastronómica recoge recetas llegadas de todas partes del mundo.

  


Innovan con el uso de la brasa cocinada a la llama de la Robata, típica brasa japonesa que aporta un delicioso sabor ahumado, y los platos estrella, además del pescado y dos variedades de arroz, son el Pulpo a la brasa maridado con Albariño y una amplia variedad de brochetas.

Laura insiste "somos un restaurante de mar sin ser el típico restaurante de arroz y pescado porque nuestra filosofía es ofrecer una experiencia completa, divertida, muy fresca e innovadora y sobre todo huir de lo típico en cada modelo de negocio que creamos". Precisamente es esto lo que les hace diferentes.

 

 
Estilo, diseño, mobiliario confortable, detalles desenfadados y otros con mucha historia, todo ello junto con un guiño continuo a todo lo relacionado con el mar, baños incluidos, convierte a esta sala en un restaurante atractivo para  diferente tipo de público

  

 
Por cierto, los lunes cierra, ya que su máxima es ofrecer lo mejor de cada día y para ello hacen la compra diaria en la lonja de pescado, pero el resto de la semana nos reciben con el mejor producto de mar. ¡Ah! y toma nota, de martes a viernes nos ofrecen un menú a mediodía con platos que están fuera de carta.

En nuestra primera visita nos hemos dejado llevar por las sugerencias de Nicola en la sala, y de Julio y Ángel en la cocina, y han conseguido convertirnos en más chipiadictos de lo que ya éramos

Hemos acompañado los platos por un Guitian Godello, un vino joven muy agradable de beber y con cierto toque afrutado.

 


Y los platos degustados han sido estos:
  • En Rojo. Tomates en distintas cocciones, acompañados de una crema de búfala, tirabeques, aceitunas Kalamata y crujientes de pan Carasau, un pan crujiente originario de Cerdeña.
    Sabrosos y jugosos los diferentes tipos de tomates que contrastaban con el crujiente de los tirabeques, todo unido por la crema de búfala.
       
 

 
  • Carpaccio de Ventresca. Finas lonchas de ventresca de toro con bimi y berenjena ahumada.
    Buenísima materia prima, la ventresca se deshacía en boca y el ahumado de la crema de berenjena simplemente delicioso.

 

 
  • Ceviche verde. Corvina fresca, choclos, verduritas en crudité, una crema de zanahoria y martini, cebolla morada y leche de tigre.
    De los mejores ceviches que he tomado y la leche de tigre, con sello propio, tenía el punto justo de sabor intenso, picante y acidez que invita a que la tomes con la cuchara hasta la última gota.

  

 
  • Vermicelli de Calamar. Tallarines de chipirón, calabacín y col cocinados con avellanas, berberechos, camarones fritos y un toque de menta fresca.
    Estoy segura que este plato va a ser uno de los más solicitados por los clientes, por que imposible que no guste. A destacar la combinación de texturas y la sorpresa del sabor de la avellana.


  
  
  • Brocheta de Atún. Atún en crujiente de especias servido con mojo de tomate semiseco.
    Jugoso el atún y muy acertada la fina capa crujiente que lo envolvía.
     
  • Brocheta de Ternera. Jugosos tacos de lomo alto con una vinagreta de verduras en crudité y aceite de oliva extra virgen.
    No es fácil que unas brochetas queden tiernas y jugosas, intervienen materia prima y saber hacer, y éstas se deshacían en la boca.

 

  
Un consejo, cuando vayáis dejad espacio para el postre por que tienen unas propuestas innovadoras y deliciosas.
  • Cachondeo de chocolate. Diferentes texturas de chocolate negro y láctico: aires, esponjas, cremosos, crujientes, etc.
    Decir que de cachondeo no tiene nada, es todo un señor postre de chocolate. Muy recomendable para chocoalcólicos como nosotros.

 
  
  
  • Tiramisú Chipirona. Cremoso de mascarpone con tierras de almendra, cacao y sorbete de café.
    Me gusta esta versión del tiramisú re-visitada, pero el sorbete de café debo confesar que me gusta más si cabe. Me ha recordado al Cremino que servían antes en
    Al Pomodoro y que tanto hecho de menos.

 

   
El Grupo Vicios lo ha conseguido una vez más, nos ha sorprendido con una nueva y cautivadora propuesta, y nosotros cada vez más viciosos

    
Calle Maestro Gozalbo, 29
46005 - Valencia

Telef. 640 11 60 24


  
  
  



4 comentarios :

  1. Una nueva propuesta que tenemos que probar pronto. Besos

    ResponderEliminar
  2. espectacular me encanta la decoracion y l cocina.. maridaje muy snob!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy agradable ¿lo conoces ya?

      Yo me he quedado con las ganas de probar más platos, así que repito pronto.

      B7sssss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.