29 septiembre 2017

Salchichas Frescas con Crema de Cebolla y Vino




¿Un plato de los de chuparse los dedos, que guste a grandes y pequeños y que podamos preparar, de manera sencilla y con antelación, para el fin de semana?

¡Salchichas Frescas con Crema de Cebolla y Vino! Continua leyendo por que has dado con la receta adecuada.

En esta ocasión la salsa de cebolla y vino la he convertido en crema, por aquello de que a algún pequeño comensal, un diminuto tropezón de cebolla se le pudiera atragantar o convertir en monstruo en medio del plato, pero es un paso opcional que muchas veces me salto.






El plato se realiza con salchichas, aunque a veces lo hago con catalanas, similar a las salchichas pero realizadas con carne magra y menos grasa. Yo las encuentro en una de las carnicerías del Mercado Central de Valencia, pero supongo que en tipología de salchichas podemos encontrar un amplio repertorio que variará de una zona a otra sin dejar de ser todas riquísimas.

 


Como acompañamiento, esta vez preparé unas pequeñas patatas cocidas que en el momento de servir salteo con un poco de ajo y perejil, pero un arroz basmati, algo de pasta y por supuesto, unas patatas fritas, también se convertirían en el acompañamiento ideal.

Todo dependerá de si preferís prepararlo el día anterior, aquí las patatas fritas no entrarían, o no.




¡Vamos con la receta!

INGREDIENTES (Aprox. 4 personas):

PREPARACIÓN:
  1.  En una cazuela o sartén grande poner un chorrito de aceite de oliva y saltear las salchichas. Cuando estén doraditas, retirar y reservar.
      
  2. Las salchichas habrán soltado parte de su jugo y de su grasa en la sartén, añadir un chorrito de aceite de oliva y comenzar a pochar la cebolla picada. Añadir también las hojas de laurel y un poco de sal.
      
  3. Cuando esté casi pochada, agregar los ajos picados y, ya casi al final, avivar un poco el fuego para dorar la cebolla.
      
  4. A continuación, agregar las longanizas que teníamos reservadas y el caldo. Cuando llegue al punto de ebullición, añadir el vino y a fuego fuerte esperar que lleve a ebullición. Entonces, poner a fuego medio y dejar que reduzca el líquido para que la salsa quede con cuerpo.
      
  5. Las salchichas estarán listas para servir. En esta ocasión he pasado la salsa por la batidora para obtener una fina y suave crema, pero este paso es opcional.
      
Bon Appétit!


2 comentarios :

  1. Me gustan mucho las salchichas al vino, acompañadas de una salsa espesita como la tuya son todo un manjar. Sólo falta un buen pan al lado y a comer!!

    ResponderEliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.