03 julio 2017

Mejillones al Vapor con Albahaca




Vale, vale, que estamos de acuerdo, que preparar unos Mejillones al Vapor no tiene secreto, aunque la verdad es que cada maestrillo tiene su librillo y yo hoy os cuento cómo los preparo.

A los que tenéis más experiencia en la cocina, no os voy a descubrir demasiado nuevo, quizás la forma de aportarle mi toque personal, y a los más novatos, simplemente indicarle unos sencillos pasos para que triunfen a la primera y les queden unos mejillones sabrosos y tiernos.



 

  
En esta ocasión no he utilizado Mejillones, si no Clotxinas, que es una variedad de este bivalvo algo más pequeña y, mi opinión, más sabrosa. Se encuentran en la zona del Mediterráneo y a menudo los tienen en la pescadería tanto provenientes de Valencia como del Delta del Ebro, según temporada.

Confieso que lo que menos me gusta de ellos es limpiarlo, pero una vez puesta en materia, se olvidan las penas. Se necesitan muy pocos ingredientes para prepararlos: limón, ajo, algo de perejil y un chorrito de agua. Aunque hoy hago algo de excepción y les he dado un toque diferente.

  



Son el aperitivo ideal, gusta, por lo general, a todos, se tienen listos en un visto y no visto y su precio en el mercado, suele ser de lo más asequible. ¿Podemos pedir más?

INGREDIENTES:
  • 1 Kg. de Mejillones
  • 1 Limón
  • 3 ó 4 Dientes de Ajo
  • 2 Cayenas (de las pequeñas y deshidratadas) También sirve un poco de chile picado.
  • 150 ml. de Agua
  • 1 Puñado de Hojas de Albahaca
PREPARACIÓN:
  1. Limpiar bien los mejillones con ayuda de un estropajo o un cepillo que reservemos para estas tareas. Reservar.
      
  2. En una cacerola poner el agua, las cayenas, los dientes de ajo pelado, el limón cortado en 8 pedazos y sin pelar. Encender el fuego y llevar a ebullición.
      
  3. Cuando el agua comience a hervir, añadir los mejillones que teníamos reservados. Tapar la cacerola y esperar un par de minutos. A mitad de tiempo y sin abrir la cacerola, podemos hacer unos movimientos a la misma para que se redistribuyan los moluscos.
     
  4. Dos minutos serán suficientes para que se abran, podemos dejarlos unos segundos más pero no mucho más, de lo contrario no quedaran tiernos y jugosos. Transcurrido el tiempo, retirar la olla del fuego y dejar reposar un minuto.
      
  5. Servir espolvoreándolos con la albahaca fresca picada.
Sugerencia: No tirar el caldo que suelten los mejillones. Colarlo y utilizarlo cuando vayamos a preparar un fumet o caldo de pescado.


Bon Appétit!


  

2 comentarios :

  1. Así de sencillos es como más me gustan los mejillones, qué ricos, con todo su sabor. Ese toquecillo de albahaca me ha gustado mucho. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elisa, la albahaca le aporta un sabor más fresco, muy apropiado para estas fechas.

      B7ssss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.