23 marzo 2017

Torrijas Caramelizadas de Roscón de Reyes


 
 
Cuando comemos fuera de casa, casi nunca me suelo pedir postre dulce. Por gula o vicio goloso sí lo haría, pero por lo general no me acaban sentando bien si los como con poca diferencia de tiempo con el plato principal. En casa es otra cosa, dejo pasar un rato y luego me tomo el postre, y si puedo lo dejo para acompañar con el café de la sobremesa.

Aunque esto no es del todo cierto, si comemos fuera de casa y la carta presenta o bien un original y aparentemente liviano postre de chocolate o unas torrijas preparadas con algún toque innovador, entonces sí que no puedo resistirme y acabo tomando postre dulce.
 
 

 
 
Las torrijas es un postre o merienda típico de Cuaresma y de la Semana Santa, y aunque en este caso no me rijo mucho por las tradiciones y las preparo de vez en cuando a lo largo del año, es en esta época cuando he pensado que podían apetecer más, aunque estas torrijas las preparé recien pasadas las últimas Navidades, de ahí el Roscón de Reyes.

Ufff, el Roscón de Reyes, otra receta de las que hago a destiempo. Durante las Navidades y Reyes no preparo ni uno, y durante el resto del año de vez en cuando sí meto alguno en el horno. Vaya, vaya, como siga así me lo voy a tener que hacer mirar ;-) .
 
 
 
 
 
 
A falta de Roscón de Reyes podeís utilizar un Brioche, Bollo o Pan dulce de esos que ya no están tiernos, pero, si tenéis ocasión, hornear un roscón de esos rápidos, da igual que no sean Navidades y probad esta receta de torrrijas. ¡Os van a encantar! Quedan tan suaves y jugosas que se convertirán en vuestras favoritas.
 

 
 
Y recordad que en el blog hay otra receta de torrijas: Torrijas de Leche Preparada, esponjosas y tiernas.



INGREDIENTES:
  • 8 Rebanadas, de 1,5 cm. de Roscón de Reyes (también puede ser Brioche o Bizchocho)
  • 250 cc de Leche Entera
  • 225 cc de Nata Líquida para cocinar
  • 1 Rama de Canela
  • 3 Estrellas de Anís
  • Piel de un limón sin la parte blanca
  • Piel de una naranja sin la parte blanca
  • 100 gr. de Azúcar
  • 2 Huevos
  • Azúcar y Canela para espolvorear
  • Aceite de Oliva o Girasol, para freirlas
  
ELABORACIÓN:
  1. En un cazo poner a calentar la leche, la nata, las estrellas de anís, la canela, la piel de naranja y la piel de limón. Cuando comience a hervir, retirar y dejar que se temple, entonces retirar la rama de canela, las estrellas de anís y las pieles de los cítricos.
      
  2. Mientras,  disponer las rebanadas de Roscón en un recipiente con algo de fondo para que podamos bañarlos con la mezcla de leche y nata y con la que los dejaremos reposar un par de minutos, el tiempo justo para que se impregnen bien pero no se deshagan. Tenemos que asegurarnos de que se empapan dándoles la vuelta.
       
  3. Batir los huevos. Escurrir cada uno de los trozos de roscón, rebozarlo con el huevo batido y freir en una sartén con abundante aceite. En un plato con papel absorbente, iremos dejando las torrijas para retirar el exceso de aceite.
      
  4. Cuando se enfríen las torrijas, espolvorear con azúcar y quemar con ayuda de un soplete, después espolvorear un poquito de canela. Si no se van a tomar en el momento, se pueden conservar en la nevera y añadir y quemar el azúcar en el momento de servir.
      
  5. Si se quiere se pueden acompañar de helado o miel, aunque así sólas, están deliciosas.
     
Bon Appétit!


 

20 comentarios :

  1. hummm me la apunto para los brioches, porque jamas nos ha sobrado un trozo del roscón de reyes, jejeje.
    Me ha encantado esta receta
    besos
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. Carmen, ¡qué cosa más rica! Ya quisiera yo poder comer una. Me encanta la receta y las fotos.
    Besets.

    ResponderEliminar
  3. Yo rara vez renuncio al postre. Me gusta probar cosas diferentes, a veces me llevo una decepción, pero de todo se aprende. Así que soy capaz de pedir un plato ligero o de darle parte a mi señor esposo para después atacar la carta de postres sin piedad (a la que previamente le he echado un vistazo para saber a qué atenerme y qué pedir)

    Estas torrijas me parecen una maravilla. Evidentemente a estas alturas no tengo roscón de reyes ¡sería mucho pedir! pero me las guardo en pendientes y las haré o bien la navidad próxima o un día que me líe la manta a la cabeza y haga un brioche

    ¡Besos mil1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm pero que previsora eres mirando la carta de los restaurantes 😉😉
      Prepara un brioche o un roscón de los rápidos, y verás que éxito!!

      B7ssss

      Eliminar
  4. Madre mía, a ver si inventan lo de meterse dentro de la pantalla y coger un poquito.
    Que cosa más rica, las próximas las hago como las tuyas.
    Besitosssss y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;-) Mmmm, yo también quiero que inventen lo de introducirse en la pantalla y probar un poquito, que tus preparaciones también me tientan.

      B7sss y a disfrutar

      Eliminar
  5. Ummmmmm........Carmen,que combinación mas espectacular,me la llevo pues son muy diferentes y tienen que estar deliciosas¡¡¡¡
    Muchos besitos Carmen,y feliz jueves¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graaaacias!!! Seguro que le das tu toque personal y las mejoras!

      B7ssss y ya casi, casi, buen fin de semana!

      Eliminar
  6. lo voy a probar que tengo un roscon congelado¡¡¡ me parece genial la receta.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya suerte! Verás que ricas, seguro que vuelves a hacer roscón aunque estemos en primavera ;-)

      B7sssss

      Eliminar
  7. Original como ninguna!! Soy muy clásica para las torrijas pero te aseguro que ésta la probaría, debe estar benísima pues el roscón me encanta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que todas están ricas, así que hay que probarlas todas!

      B7ssss y buen fin de semana

      Eliminar
  8. Me has dado una idea genial, hoy las voy a probar. Me ha encantado tu receta de siempre, de las que alimentan. Me encantaría que te pasaras por mi bloc no es de cocina pero algo tiene que ver un beso des de Elracodeldetall

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial, ya me dirás si te gusta el resultado.

      Me doy una vuelta por tu blog1

      B7ssss

      Eliminar
  9. Pues mira que nos se me hubiera ocurrido comerme un roscón de reyes más que en 5 o 6 de enero, jajaj. No sé porque, es decir, realmente no tiene nada de malo, pero es de esas cosas que no se te vienen a la mente. Las torrijas creo que son muy parecidas a la capirotada que se prepara en México, o me parece que más bien es la misma receta, claro que cambia en detalles hasta de casa en casa.

    Ya me la antojaste y más lo que dices de acomapañar con café, yo adoro los postres, pero no los consumo a diario, aunque si por mi fuera sobreviviría a base de ellos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente la masa del Roscón, si no se rellena ni se le ponen las frutas confitadas, es similar a la de otros bollos y viene genial para el desayuno. A mi me pasa que en Navidad, cuando veo esa marabunta de roscones por todos los lados, se me van las ganas, pero ya ves lo que me pasa luego ;-)

      Espero que la pruebes por que seguro te gustará.
      B7sssss

      Eliminar
  10. me ha encantado esta receta gracias por compartir, ya tienes mi #megusta en google.
    Me gustaría invitarte a mi red en google mirecetariofacil y saber tu opinión sobre mis recetas. Gracias
    https://plus.google.com/u/0/100009098467980589349

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti!!! Tomo nota de tu recetario!

      B7sssss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.