05 noviembre 2016

Pollo con Espinacas Salteadas, Menú Familiar de Massimo Bottura



 
Mmm presiento que la temporada viene fuerte y si en septiembre el chef elegido fue Eneko Atxa, el Reto Cooking The Chef de Octubre está dedicado al Chef Massimo Bottura. Reconozco que no había oido hablar de él, así que ésta ha sido la ocasión de oro para ponerme al día con este chef de Módena.

Tres Estrellas Michelín tiene su restaurante y revisando sus recetas pocas hay que escapen al empleo de técnicas complejas o utilicen ingredientes poco comunes. Y no creáis que no me interesan estos platos, todo lo contrario, pero ahora mismo no puedo invertir tanto tiempo en la cocina.

Quien busca acaba encontrando y así me ocurrió. Cuando casi ya tenía elegida una delicatessen de su repertorio, algo sofisticada, por cierto, me crucé con este Pollo con Espinacas Salteadas, Menú Familiar de Massimo Bottura y decidí posponer el aperitivo festivo para más adelante. Enseguida os cuento a que viene lo de menú familiar ...
 




Hay que reconocer que el nombre de este plato es poco glamuroso, sobre todo si lo comparamos con los nombres de los platos que suele utilizar en sus libros o en la carta de su restaurante Osteria Francescana.
  
Sinceramente, creo que el nombre no le hace suficiente justicia, y que debería hacer un guiño a los ingredientes que utiliza en la marinada con la que barniza al pollo y con la que logra fusionar dos mundos, el asiático y el italiano.
   
No sé si con lo que acabo de contar ha sido suficiente para captar vuestra atención, si es así ¡perfecto!, y en caso contrario, por favor, un par de minutos más y seguir leyendo la crónica y la receta. 
 
     
   
    
 

Como os decía, no se trata de un plato que figure en su carta o en alguno de sus libros. Esta receta forma parte de las "comidas familiares" que se preparan en el restaurante antes de comenzar el servicio de cenas. 

Massimo Bottura considera muy  importante esa comida de todos los empleados juntos, antes del servicio de cenas del restaurante, y es que es entonces cuando se produce la mezcla de técnicas, culturas, recuerdos y sentimientos de los jóvenes chefs que trabajan en su cocina.

Y éste es uno de los resultados, una especie de delicioso híbrido de diferentes cocinas, y así nos lo cuenta Bottura en The Wall Street Journal.
     
  


Puede que cuando le déis el primer mordisco a este pollo no sospechéis que algo tan simple, unos trozos de pollo con una marinada de soja y jengibre con una guarnición de espinacas, tenga su origen en la cocina de un restaurante de tres estrellas michelín.

Si seguís comiendo lo entenderéis. La marinada de soja, jengibre y vinagre de arroz, más esa cubierta de queso parmesano con unas gotitas de vinagre balsámico, eleva el sabor de este pollo a la categoría de umami, o lo que es lo mismo, sabroso a más no poder.
 
  


   

Y ahora ¿os he convencido? ¡Seguro que sí! ¡Vamos con la receta!
 
  
  INGREDIENTES:
  • 400 gr. de Solomillos de Pollo o dos Pechugas de Pollo
  • 1 Cucharada de Mirin (Vinagre de Arroz)
  • 2 Cucharadas de Salsa de Soja
  • 1 Cucharada de Agua
  • 2 Cucharadas de Miel
  • 1 Trocito de Jengibre
  • 1/2 Taza de Harina
  • 4 dientes de Ajo
  • 100 cl. Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1/2 Taza de Queso Parmesano Reggiano en lascas o rallado
  • 1 Manojo de Espinacas frescas
  • Sal 
  • Vinagre Balsámico de Módena
  • 1 Limón cortado a gajos
  
ELABORACIÓN:
  1. Precalentar el horno a 210ºC. Mientras en un cazo poner el mirin, la soja, la miel, el agua y el jengibre rallado. Llevar a ebullición y dejar hervir a fuego lento unos 15 minutos. Apartar del fuego y dejar enfriar.
      
  2. Si se utilizan pechugas de pollo, abrirlas como un libro. Yo utilicé solomillitos de pollo, me parecen más cómodos para esta receta.
      
  3. En un bol poner la harina. Enharinar el pollo y freir hasta que esté dorado, unos 3 minutos. Añadir un par de dientes de ajo a la sartén y darle la vuelta al pollo. Freir por el otro lado hasta que esté dorado, sobre unos 2 minutos más.
      
  4. Pasar los trozos de pollo a una fuente apta para horno y pincelar generosamente con la marinada que teníamos enfriando. Cubrir con el queso parmesano y hornear en la bandeja superior hasta que el queso se funda y comience a tomar color, unos 7 minutos.
      
  5. En una sartén añadir el aceite y los otros dos dientes de ajo. Cuando esté caliente agregar las hojas de espinacas y saltearlas durante un par de minutos. Agregarles una pizca de sal.
      
  6. Servir el pollo con las espinacas salteadas y aderezar todo con un poco de vinagre balsámico, y opcionalmente, con un poco de limón. Un bol de quinoa como guarnición, harán de esta receta un plato completo.

Bon Appétit!





28 comentarios:

  1. No había visto esta receta y me llama muchísimo la atención. No descarto hacerla, una pinta fabulosa. Nos vemos en la próxima. Bss

    ResponderEliminar
  2. Ohhh, me encanta!!!! pienso hacerlo, porque es muy de mi estilo jeje. Te lo robo!! Beso!!

    ResponderEliminar
  3. Qué rica receta! Muy sencilla y me encantan esos aires orientales! Yo hice una pasta alla amatriciana que también estaba deliciosa. Besos!

    ResponderEliminar
  4. la pinta es estupenda ¡¡¡¡ me gusta ,un besote

    ResponderEliminar
  5. Mira si me ha gustado tu "sencilla receta" que me la descargo. Pienso hacerla bien prontito. Me has convencido totalmente!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Desde luego que has captado mi atención, desde el principio. Un plato sencillo y sabroso. Me parece una idea genial para compartir en familia y la aportación de la quinoa genial. Enhorabuena Carmen.
    Bss.
    Cristina

    ResponderEliminar
  7. A puntito estuve, pero tenía tan pocas recetas de pasta en el blog que me decanté por una pasta corta con pesto... pero esta la tenía entre las finalistas, me apetecía.
    Una cosita, no sé si has usado vinagre de arroz o mirin, aunque son similares, no son lo mismo. El mirin es un vino de arroz fermentado, más dulce que el vinagre de arroz. Yo en muchas recetas pongo de los dos, combinan la mar de bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He utilizado Mirin. En caso tengo dos tipos de vinagre de arroz y mirin, pero en la receta sólo utilicé mirin, que como tú bien dices, es algo más dulce y pensé que le iría mejos a este tipo de marinada que lleva miel.

      B7ssss

      Eliminar
  8. Hola, pues yo tampoco lo conocía. Viendo tu plato seguro que elabora unas buenas recetas. No sé como estaría su pollo pero desde luego el tuyo se sale de la pantalla, delicioso y espectacular!! Un beso

    ResponderEliminar
  9. Me encanta que nos presentes esta receta, que como dices no parece gran cosa pero es verdad que es un recetón de los que puedes hacer en casa en un momento. Me encanta ese pollo y caerá en breve. Un beso.
    Monie

    ResponderEliminar
  10. tiene muy buena pinta tu plato, el pollo da boca agua.
    Enhorabuena por el reto

    ResponderEliminar
  11. A mi si me ha interesado este plato de comida familiar...está claro que os italianos ponen parmesano a todo, como, diría Victoria Beckam nosotros le ponemos ajo..jajajjaa pero bendito parmesano. Me encanta este marinado asiático y este toqeu final italiano.... debe estar riquíisimo. Y las espinacas, así fritas, directamente sin herviras es como me gustan a mi. Qué rico todo! Gracias Carmen!

    ResponderEliminar
  12. Eso sí es un plato completo en toda la regla!! me ha encantado tu elección
    un beso!

    ResponderEliminar
  13. Carmen, has elegido una receta fantástica. Me la llevo a mis pendientes. Cómo me gustaaaa

    ResponderEliminar
  14. Yo hice primero estas pechugas y dudé cual de las dos mandaba, me decidí por la amtriciana porque soy pastoadipta, pero doy fe de que este pollo es una locura desabor.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me encanta!!! De verdad, me ha gustado mucho la combinación de sabores, entre el barnizado del pollo, las espinacas, el parmesano etc. tiene que estar buenísimo. A veces lo sencillo es sublime. Lo probaré. ;-)

    ResponderEliminar
  16. Totalmente convencida, tanto que me han dado unas ganas locas de hacerlo.
    Original aporte!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  17. Tiene que estar muy sabroso con estos ingredientes! el jenjibre tiene que darle un toque muy rico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Me encanta la marinada lo único que no me apasiona es el jengibre fresco así que yo no lo usaría, no sé que me pasa con él pero no lo soporto mucho, pero por lo demás, me parece un platazo de estrellas, y sí, el personal tiene que comer, y tiene que comer bien, muy buena elección guapa.
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado tu receta de pollo con las espinacas, asi que en cuanto tenga un poco de tiempo, la intentare hacer. A ver si tengo exito. Besos

    ResponderEliminar
  20. Me convenciste antes de leer la receta. Se me hizo la boca agua.
    Ya leída, me la guardo en el Pinterest para hacerla cuanto antes. Esa marinada me fascina, pero no he probado lo de ponerle queso y vinagre balsámico luego.
    Besos,
    Vero

    ResponderEliminar
  21. Carmen, sera sencilla pero se ve deliciosa, y despues de leer la receta me ha encantado la marinada en caliente. Nunca lo he hecho así y seguro que le da un plus de sabor. Me apunto la idea y toda la realización. Buena elección!

    Un petó

    Blanca
    http://acalablanca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  22. Esta fue mi otra receta que me encantó, por la fusión que hace es un hit!!, el sabor de ese pollo es increíble, todos los ingredientes me encantan y lo mejor es que es sencilla de hacer. En mi caso cocine las espinacas, no se que me pasa con ellas cuando no les hago ese proceso quedan súper amargas. Muy buena elección.

    Besos!

    ResponderEliminar
  23. Pues es una receta que se ve riquísima! Me la voy a tener que agencias para las comidas familiares :D
    Muchas gracias por participar
    besos

    ResponderEliminar
  24. Esta receta no la habia visto pero es para tenerla bien pendiente porque pinta genial!!!
    Genial aportacion!
    Besitossss

    ResponderEliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.