27 julio 2015

El Misteri d'Elx visto desde dentro






Declarado Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2001, el Misteri d'Elx se celebra todos los años en agosto. El día 14, la primera parte, la Vespra y el día 15, la segunda, la Festa. Previamente, los días 11, 12, y 13 se realizan unos ensayos generales. Sin lugar a dudas, junto con la Dama de Elche, la joya de la corona del patrimonio cultural de los ilicitanos.

Desde hace unos años, a principios de otoño y coincidiendo con los años pares, también se celebran representaciónes extaordinarias

  

 
El Misteri d'Elx es un drama sacro lírico de origen medieval en valenciano antiguo y latín, con música de diferentes épocas.

  

 
Sus intérpretes son ilicitanos que reciben preparación musical en la Capella del Misteri y en la Escolanía, y que cuentan con dotes musicales adecuadas. La mayoría de ellos participan desde edades muy tempranas, con los papeles asignados a los niños para representar a la virgen y a los ángeles, aunque muchos suelen continuar en la edad adulta representado a los apóstoles y a los judíos durante muchos años.

  

 
Pero para que exista el Misteri, no sólo hay actores. Hay muchas otras personas que son las que hacen posible que el Misteri exista y que haya perdurado hasta nuestros días, como las que se dedican a la tramoya aérea que hay en la cúpula del templo, el “cel” para los ilicitanos, desde donde baja la Magrana o el Araceli.

  

 
Estos trabajos se caracterizaban también por pasar de generación en generación, de padres a hijos, realizando tareas en las que se requiere fuerza, precisión y, me atrevo a decir, que mucha pasión por el Misteri.

  

 
Los aparatos que bajan del cielo de la basílica son pesados y además hay que contar con el peso de los cantores. Conseguir que elementos como el Araceli o la Magrana bajen pausadamente, sin que comiencen a dar vueltas, no es fácil. Los cantores, aunque llevan ciertas medidas de seguridad, aquí también tienen que vencer el vértigo y los propios nervios.

  

 
La cúpula del templo se cubre por una lienzo que representa al cielo, eso es lo que vemos los que estamos abajo, viendo la representación. Al otro lado de la lona, en lo más alto de la basílica, están los tramoyistas.

   
 
 
Alrededor de 24 personas son las que se ocupan del torno, de la preparación de los aparatos y de tener listos a los actores.

  


 
   
   

 
Los actores son sólo niños y hombres. Utilizan pelucas y coronas de flores para representar los papeles de las vírgenes y preciosas alas realizadas con plumas, para los de los ángeles.

  



 

 
Así es el Misteri d'Elx. A pesar de haber pasado seis siglos, los aparatos, el entramado y la forma de representación permanecen inalterables.
  
  

 
  
 
 
 
De ahí lo especial de cada representación. Emociona, no sólo a los ilicitanos. A pesar de los años que han pasado desde que la ví por primera vez con mi abuela, siendo una niña, cuando los sonidos del órgano invaden el templo, la Magrana desciende lentamente, se abre y comienza a caer el oripel, como una lluvia de pétalos dorados, no puedo evitar que una mezcla de emoción y estremecimiento me recorra por completo.

  
  
 
Así es el Misteri d'Elx, mucho más que una representación.

  


Y si estás de visita por Elche, otros enlaces que te pueden interesar:




4 comentarios :

  1. Nunca he visto el Misteri, debe haber mucha gente y difícil entrar a verlo, pero por lo que cuentas debería pensar en ir un año a verlo, me parece una visita muy interesante.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que anotarlo en agenda y de paso darte una vuelta por la ciudad ¡Te acompañó!

      B7ssss

      Eliminar
  2. Nunca he estado en Elche, y por supuesto nunca he visto el misterio, pero se ve todo muy bonito e interesante :)
    besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si alguna vez se te pone a tiro ¡disparo! Te digo lo mismo que a Lucia ¡Te acompaño!

      B7sss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.