16 junio 2015

Ensalada de Mango, Uva y Gelatina de Moscatel #ponunaensalada





Más simple imposible. Dudando he estado de publicar esta Ensalada de Mango, Uva y Gelatina de Moscatel por su sencillez, pero el contraste ácido de la uva negra va tan bien con el dulce, que no empalagoso, mango, que merecía la pena dedicarle un post, si no, hay veces que olvido todo lo que pruebo y me gusta. Y el blog es mi recetario online.

Si a eso le añadimos unos trocitos de gelatina, incluso aquellos a los que no les va la fruta se mostrarán más tentados a probarla, pues ya no sólo la hacemos más atractiva a la vista sino que al añadirle este ingrediente, le redondeamos el sabor.
  


   
   
Suelo prepararla a media tarde, a modo de merienda o de postre tardío, ya que por lo general no suelo tomar postre, ni dulce ni no-dulce, tras las comidas, prefiero que pase un rato y, no sólo lo disfruto más sino que me sienta mejor.

Y como mi primer desayuno sí suele ser dulce, si estoy por casa, es decir, los fines de semana, a media mañana, y recién llegada del mercado con la fruta fresca, convierto el segundo desayuno en una estupenda ensalada de frutas.
  
 
  

Ya veis que queda de lo más apetecible por lo que si la preparáis en vasitos pequeños se puede convertir en un postre refrescante y rico a ofrecer a nuestros invitados tras una gran comida. Seguro que se os ocurren más ideas. ¡Vamos con la receta!


 
 
INGREDIENTES:
  • 1 Mango
  • 300 - 400 gr. de Uva Negra
  • Granitos de Granada o alguna otra fruta roja y con punto de acidez (moras, arándanos, frambuesas, etc.)
  • 200 gr.  de Gelatina de Moscatel ( Ver ingredientes y receta pinchando en Gominolas de Vino Moscatel, hay que seguir los mismos pasos, salvo rebozarla en azúcar )
  
ELABORACIÓN:
  1. Pelar el mango, debe estar maduro, quitarle el hueso  y cortar a daditos. Si no encontráramos mango podemos sustituirlo por melocotón, pero escogerlos sabrosos, dulces y de buena calidad. Reservar los daditos de mango en un bol.
      
  2. Lavar la uva y partir los granos por la mitad. Agregarlos al bol que contiene el mango.
      
  3. Incorporar la granada o los trocitos de frutas rojas al bol.
      
  4. La gelatina de moscatel hay que preparla un día antes para asegurarnos que tiene la consistencia deseada. Seguir los pasos indicados en la receta de Gominolas de Vino Moscatel. En este caso yo utilizo un molde rectangular y lo relleno de forma que no alcance el centímetro de altura. Una vez enfriada la gelatina y solidificada, la troceo a daditos o pequeñas tiras.
     
  5. Añadir al bol la gelatina, mezclar y servir. No necesita nada más esta ensalada pero se puede rociar con unas gotitas de Grand Marnier o de algún vino dulce. También podemos incorporar cubitos pequeños de zumo congelado, le aportan mucho frescor y el jugo que irán soltando queda muy rico.



Bon Appétit!


 
 

7 comentarios:

  1. Bueno esta ensalada es ya para ponerle la estrella michelín, que pasada...
    Me encanta

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, ya te digo que he estado dudando en publicarla por sencilla, pero está tan rica y el toque de la gelatina de moscatel ¡gusta!

    B7ssss

    ResponderEliminar
  3. UMMMM, tengo que probarla, qué gusto Carmen!!un beso

    ResponderEliminar
  4. qué bonitaaaa, es como un joyero, Carmen... ¿has visto? estoy alucinando con la combinación... como hiperrequetefan del mango, la miro y se me saltan las lágrimas de la emoción... además, ensalada para el postre, me encanta!! menos mal que decidiste compartirla ;)
    gracias por volver a poner una magnífica ensalada en #ponunaensalada <3
    un besote grandote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué cosas más bonitas dices! Y sí, viendo más detenidamente la foto ..... los trocitos de gelatina sería el ámbar y la granada los rubíes.

      B7sssss y muchas gracias

      Eliminar
  5. No había podido pasar a verla y nada, que me he quedado encantada con esta combinación, querida.
    Y esa gelatina, por dios! Que detallazo!
    Besitos,
    Vero
    La cocina de Vero

    ResponderEliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.