20 mayo 2015

Bizcocho de yogur, Limón y Semillas de Amapola





Casi dos semanas sin hornear un bizcocho para el desayuno, creo que he batido mi propio récord. No sé cómo hemos podido resistir tanto y es que si a mí me cuesta muchísimo renunciar al momento dulce de la mañana con mi primer desayuno, el corremillas no perdona un bocado dulce después de la cena. A veces, cuando no hay,  incluso cree que lo escondo. ¿Será verdad?

Para ser sincera confieso que, a pesar de no haber horneado, los fines de semana hemos tenido momento dulce en el desayuno, aunque no elaborado por mí. Pero el pasado viernes me puse las pilas, no hace falta que sean Duracel para hacer un bizcocho, por que en 10 min. lo tenemos listo para meter en el horno. Sencillo, rico, diferente, así ha resultado este Bizcocho de Yogur, Limón y Semillas de Amapola.



 
   
Con los bizcochos de yogur el éxito casi se tiene asegurado y resultan algo más ligeros que cuando utilizamos nata, es por ello que se ha convertido en la receta base para la gran mayoría de los que yo preparo. Los de mantequilla y nata salen muy ricos y muy jugosos, pero esos los dejo para los "de vez en cuando", por aquello de los colesteroles no porque ande contando calorías.
  
  


Esta vez pulverice la piel de un limón y no podéis imaginar el aroma intenso que le ha proporcionado al bizcocho. Lo he hecho cientos de veces pero de normal no suele ser tan potente, así que lo achaco a la calidad del limón. Bien es verdad que, a veces, los que compramos, esos tan bonitos y de piel tan encerada, quedan preciosos para las fotos pero pierden cualidades aromáticas.
 
 


Las semillas de amapola azul las pongo a veces en ensaladas o en los panecillos, pero pocas veces, siempre acaba por olvidárseme que las tengo en uno de los armarios. Esta vez pensé en añadírselas al bizcocho y me ha gustado mucho ese toque crujiente que le han aportado.

Son originarias de Asia y fueron introducidas en Persia, en el suroeste asiático y en India por los mercaderes árabes. Sus amapolas son cortadas para extraerles estos minúsculos granos de color azul violeta. Aportan un sabor suave, quizás recuerda ligeramente a las almendras o avellanas, pero lo que importa es el gran número de propiedades que tienen.
  
Además de ser una fuente importante de vitamina B, también nos ofrecen un alto contenido en minerales como el magnesio, calcio, hierro, etc. Sin olvidar que gracias a su alto contenido en fibra y a sus aceites, ayudan a reducir el colesterol. 
     
 


Creo que son suficientes razones para que las utilice más a menudo, así que a ver si a partir de ahora las tengo más presentes.

  

CON THERMOMIX
INGREDIENTES:
  • La piel de un Limón
  • 150 gr. de Azúcar
  • 3 Huevos
  • 1 Yogur
  • 85 gr. de Aceite de Girasol
  • 2 Cucharaditas de Levadura química
  • 200 gr. de Harina para bizcochos
  • 25 gr. de Semillas de Amapola

ELABORACIÓN:
  1.  Poner en el vaso el azúcar y la piel del limón. Pulverizar programando 15 seg./Vel. 5 - 10. Abrir el vaso, bajar los restos de las paredes del vaso con ayuda de una espátula y repetir la operación.
      
  2. Añadir los huevos y programar 3 min./Vel. 3 y 1/2/Tª 37ºC.
      
  3. Incorporar el aceite, el yogur y la levadura. Mezclar durante 1 min./Vel. 3.
      
  4. Añadir la harina y las semillas de amapola. Mezclar durante 30 seg./Vel. 3. Terminar de mezclar, si fuera necesario, con ayuda de una espátula y con movimientos envolventes.
      
  5. Verter la mezcla en un molde e introducir en el horno, previamente precalentado a 180ºC durante 35 - 40 min. dependiendo del tipo de molde.
      

Bon Appétit!


  






10 comentarios:

  1. Qué delicia!!!! Se ve súper jugoso!!!
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo está Fani, y es un visto y no visto prepararlo.

      B7ssss

      Eliminar
  2. Carmen, me apuntaba ya mismo a tomarlo. Me gusta mucho la combinación yogur, limón y semillas de amapola. A mí me pasa igual, las utilizo en el pan, pero olvido que las tengo en el armario. Las mías tienen 3 años, no veas, lo que me están cundiendo y eso es por despiste.
    Me llevo la receta a ver si sin azúcar queda bien.
    B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, vaya par de dos que somos. Resulta que cuando veo las cosas en las tiendas, todo me apetece comprarlo y experimentarlo ... y después se me olvida.

      B7sssss y ya me cuentas cómo queda sin azúcar

      Eliminar
  3. Tiene una pinta de ser super jugoso. Madre mia que rico y que dificil hacer un bozcocho para que salga asi de perfecto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jugoso sale, ahí no te quito razón, pero difícil ......¡¡¡Nooooo!!!!! Sigue los pasos y verás, con eso un buen molde y conociendo a nuestro horno, tienes el éxito asegurado.


      B7sssssss

      Eliminar
  4. Delicioso! Mis bizcochos preferidos llevan yogur!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que quedan muy bien Eniko.

      B7sss y buen fin de semana!

      Eliminar
  5. A mí con las semillas de amapola me pasa igual... me olvido de ellas. En bizcocho han de estar geniales!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;-) jejeje, no soy la única. El caso es que en los platos donde las he probado: arroz, ensaladas, masas y ahora el bizcocho, ¡me han gustado!

      B7sssss y buen fin de semana

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.