29 abril 2015

Croquetas de Solomillo Ibérico y Mayonesa de Pimentón


  

No lo soy,  pero reconozco que a veces con la family me pongo en plan  madre y cuando cocino y preparo los menús de los fines de semana familiares, lo hago como si se fuera a acabar el mundo. Uno de esos fines de semana gastrofamiliares es al que le debo estas Croquetas de Solomillo Ibérico y Mayonesa de Pimentón.
  
Me explico. Había preparado el Solomillo Ibérico relleno de Uvas y Paté, pero no una pieza, sino dos, y no era lo único con lo que me había liado en la cocina, pero no quería que faltara. Sí, es justo ahí, es en ese momento cuando me pongo en #planmadrequelosmíosnosequedenconhambre.  Y sí, es justo ahí cuando me paso.





Como una vez ya en la mesa, sabía que iba a sobrar solomillo, dejé en la fuente la parte inicial y la final de cada uno de los solomillos, ya que no sólo es la parte digamos menos atractiva, sino que en este caso es la que menos relleno le alcanza. Y si este solomillo no tiene relleno, pues ya no se trata de un Solomillo relleno de Uvas y Paté.
    



Y como en casa no se tira nada, creo que fue casi consciente desde el primer momento que esos pedacitos de carne iban a hacer un gran papel en unas croquetas. Et Voilà!
    
El resto ya vino casi hecho y como siempre quiero incluir alguna variación, recordaba que Chez Silvia nos había hablado hace un tiempo de unas croquetas de Carmen Ruscalleda en las que utiliza huevo. Así que ni corta ni perezosa hice mi adaptación, insisto, mi adaptación. A la manera de la Ruscalleda lo tengo en pendientes.  El resultado más que satisfactorio.

 


¡A por la receta!

 
 
 INGREDIENTES:
  • 150 gr de Solomillo asado desmigado (he utilizado el que sobró de un asado)
  • 1 Cebolla mediana
  • 50 gr. de Mantequilla
  • 50 cc de Aceite de Oliva Virgen extra
  • 600 cc de Leche
  • 4 Huevos 
  • 100 gr de Harina
  • Sal, Pimienta y Nuez Moscada
  • Harina y Pan rallado para rebozar
  • 3 Cucharadas de Mayonesa
  • 3 Cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Pimentón Ahumado

ELABORACIÓN:
  1. En un cazo poner la leche a calentar. Reservar.
     
  2. En una sartén poner el aceite y la mantequilla para que se caliente y derrita.
      
  3. Cuando esté listo, añadir la cebolla picada muy pequeña y pochar. Debe quedar transparente pero no tostada. Mientras ir desmigando el solomillo asado.
      
  4. Cuando la cebolla esté transparente, no nos debe quedar cruda, añadir el solomillo. Cocinar, mientras removemos con una espátula, durante unos 5 min.
      
  5. Agregar la harina poco a poco y cocinarla. No dejar de remover con la espátula. Esto nos llevará alrededor de otros 10 min. Debe quedar todo bien integrado y la harina cocinada. No hay nada más desagradable en unas croquetas que el sabor a harina cruda.
      
  6. A continuación, ir agregando la leche caliente e ir removiendo con ayuda de la espátula para conseguir una mezcla homogénea y sin grumos. En estos momentos añadirle dos huevos batidos, la sal, la pimienta y la nuez moscada, según nuestros gustos y seguir removiendo otros 10 min. Cuando aquiera una textura lisa que se despegue sola de las paredes de la sartén, verter en un tupper de cristal o en una fuente la masa y dejar enfriar a temperatura ambiente. Después tapar o cubrir con papel film e introducir en el frigorífico toda la noche.
      
  7. En un recipiente batir los dos huevos restantes, en otro disponer la harina y en otro el pan rallado. Yo suelo utilizar para la harina y el pan rallado, tuppers bajitos que puedo mover ligeramente para que la croqueta rule sola por la harina o por el pan rallado y así mancharme lo menos posible.
      
  8. Con un tenedor coger un poco de la masa, primero formar como una albóndiga pequeña a la que luego le daremos forma alargada. Rebozar la croqueta con harina, pasarla por el huevo batido y después por el pan rallado. Repetir la operación hasta terminar con la masa.
      
  9. Para congelarlas utilizar uno o varios tuppers de forma que no queden las croquetas apiladas. Si el recipiente es muy grande y queréis recuperar espacio de vuestro congelador, una vez congeladas guardarlas en bolsas de congelación y así ocuparán menos espacio.
      
  10. Podéis freirlas directamente del congelador. Hacerlo en abundante aceite y no freir muchas a la vez para que el aceite no se enfrie. Cuando las retiréis de la sartén pasarlas a un plato con papel absorbente para retirarles el exceso de aceite.
      
  11. Para acompañar  a las croquetas preparar una mayonesa de pimentón. Para ello en un cuenco pequeño verter las 3 cucharadas de mayonesa y las 3 de aceite. Espolvorear con pimentón ahumado y batir hasta que quede una salsa homogénea.
      
Bon Appétit!
  
  


18 comentarios:

  1. Que croquetas mas buenas, y que presentación, me encanta. Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura!!! Ay, a quien no le gusta una croqueta?

      B7ssss

      Eliminar
  2. Pues estas croquetas son de lujo!! madre mía de solomillo y encima ibérico. Se ve riquísimas y con esa mayonesa ni digamos.
    Yo también soy de las de hacer siempre demasiado para que no falte, de hecho ayer hice pollo asado, uno veía justo, hice dos y sobró uno entero jijiji, si es que.... que le vamos a hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi, de lujo pero de restos ;-) eso sí, a mi las caseras siempre me gustan. ¡Ah! prueba la mayonesa, te va a gustar!

      Ese "defecto" o virtud de hacer de más, veo que somos muchas las que lo tenemos ¡que se le va a hacer!

      B7ssss

      Eliminar
  3. Un lujazo que "super mami" ha regalado a su familia. Perfectas y muy buenas seguro. Bonita foto con la pizarra. Besets

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ya ves Marisa, antes era yo la que decía que mis padres eran unos exagerados y ahora soy yo!!!!

      Gracias! me alegro que te guste la foto y eso que pensaba que las pizarritas ya se han visto demasiado.

      B7ssss

      Eliminar
  4. Ummmm, pues yo me quedaría de lo más a gusto con estas croquetas, es más te animaría a preparar más para que tuvieras que hacer muchas, me han encantado!!un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa es que cuando hago ¡hago muchas! Luego las congelo, que da un gusto sacarlas del congelador a la sartén y tenerlas listas!!!!

      Gracias!!

      B7ssss

      Eliminar
  5. las croquetas para mi siempre son irresistibles, me gustan todas! y las que hoy nos traes tienen una pinta irresistible, bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pasa como a mí, todas me gustan!!

      B7sss guapa y buen finde largo!

      Eliminar
  6. ¡Qué suerte tiene tu family! otra receta maravillosa. En mi casa también suele pasar que si un pollo supergrande, que si una pieza de un kilo no mejor kilo y medio....Total, que como tampoco tiro nada, las croquetas son habituales .Pero la verdad no de esta "altura" gastronómica. Me dejo esta receta en pendientes con muchas ganas de que lleguen a la mesa. Gracias, un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando escribí este post sabía que no iba a ser la única que hiciera una previsión de alimentos por encima de las necesidades ;-) Estoy segura que tus croquetas no tienen nada que envidiar a las mías, segura, segurísima.

      B7sssss y buen fin de semana largo

      Eliminar
  7. Que buenas con una ensaladita plato completo.Bssss

    ResponderEliminar
  8. Tengo tantas recetas tuyas pendientes que voy a comenzar por estas ricas croquetas de aperitivo... se ven deliciosas!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese problema nos pasa a todas Aisha ¡mucho en la lista de pendientes por hacer!

      las croquetas .... ¡de vicio!

      B7sssss

      Eliminar
  9. Estas croquetas deben estar buenas buenas y la explicación detallada perfecta, con los truquitos para ensuciarnos lo menos posible. La mezcla de mayonesa con el pimentón una idea estupenda y apta para múltiples acompañamientos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustan todas, pero éstas es verdad que estaban rebuenas. Y la mayonesa le da su punto, la aplicaré a otros platos.

      B7ssss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.