02 marzo 2015

De Paseo por Barcelona


 
 
 
Hacía ya algún tiempo que teníamos ganas de hacer esta escapadita. Ningún objetivo en concreto, salvo la visita al interior de la Sagrada Familia. Simplemente De Paseo por Barcelona.

Un fin de semana no es demasiado, pero si nos lo montamos bien da para mucho. Nosotros preferimos alojarnos en los alrededores de Passeig de Gràcia, de esta forma, y con lo andarines que somos, llegamos a casi todos los sitios paseando.
  


 
De nuestras visitas gastronómicas cabe destacar la barra del Restaurante Bar Bas, local situado en la Rambla de Catalunya. Si en un principio, su ubicación puede hacernos sospechar que esté dirigido a turistas, ya en su interior comprobamos que los barceloneses lo conocen y bien, por que son mayoría.

Una recomendación, si no váis más de tres, mejor pedir barra que mesa. Sus taburetes son cómodos, la barra es amplia y el espectáculo, me refiero al de cocineros y camareros, se ve mejor. Nosotros nos quedamos satisfechos con la relación calidad/precio, tanto que fueron dos visitas las que le hicimos, y es que su comodidad y lo cerca que quedaba del hotel, nos invitaba a hacerlo.

La carta está principalmente formada por las clásicas tapas españolas, alguna de ellas re-visitada, pero utilizando productos de gran calidad. Ahí va una muestra de los platos que probamos:

 

  • Alcachofas fritas con Romesco
  • Brandada de Bacalao
  • Ensaladilla Rusa "como le gusta a los niños"
  • Pan de Coca con Tomate
  • Boquerones en Vinagre al estilo de Madrid
  • y las famosas Albóndigas de Ternera con Sepia

 
     
  •  Anchoas hechas en casa y Patatas Chip
  • Vermut Casero con sifón
  • Aguacate y Buey de Mar
  • Salmón, Anchoas y Berro sobre una rebanada de pan
  • Judías de Santa Pau salteadas con Butifarra y Ceps
 
El sábado desayunamos en Cervecería Ciudad Condal, como podréis imaginar por su nombre, es un lugar que se puede frecuentar a cualquier hora del día, y al que vamos, siempre que nos alojamos en esta zona, a hacer un buen desayuno. Es ideal para una cena de picoteo informal por la tarde-noche, eso si consigues hacerte un hueco en la barra, en fin de semana casi imposible.

Ya con las pilas cargadas nos fuimos de compras. Bajando por Rambla de Catalunya hasta el Mercado de la Boquería, subiendo por Passeig de Gràcia y recorriendo las calles paralelas y perpendiculares, calle Aragón, Provenza, Roselló, Balmes, y compañía. Andábamos por Enric Granados casi a la altura de la Diagonal cuando nos pilló la hora del aperitivo y nuestros pies pedían un respiro.

 

  
Los toldos verdes del Restaurante Bardot reclamaron nuestra atención y recordé haber leído algo acerca de este restaurante. Nos acercamos y nos gustó su interior. Como era pronto había sitio, así que pensé que si recordaba su nombre sería por que algo me gustó cuando leí sobre él, y entramos.
  
   
   
   

 
El local es pequeño pero bonito, de espacio muy aprovechado y con una agradable decoración, quizás algo oscuro. Al contrario que otros restaurantes, no existe menú los días laborables pero sí ofrecen un menú los fines de semana.

Con el vermut del aperitivo estuvimos revisando la carta y el menú que ese día ofrecían, como nos pareció correcto nos decantamos por esta última opción. Y estos fueron los platos:

 
        
  • Patatas Bravas dos salsas con Pimientos de Padrón
  • Tortillitas de Camarones
  • Ensalada de bonito
  • Entrecot con gratinado de patatas
  • Lubina sobre puré de patatas moradas y trigueros
  • Tortilla de Chocolate con Helado de Vainilla
 
En las primeras horas de la tarde visitamos la Iglesia de la Sagrada Familia. La primera vez que la ví apenas tendría yo 7 años, después son numerosas las ocasiones en las que la he visitado. He visto su evolución, cómo le han ido creciendo torres, cómo luce en cada visita más bonita, pero tenía pendiente visitar su interior.

  
  
 
Y su interior es ... ¡Fantástico!. Pero fantástico de fantasía. Impresionante esta obra de Gaudí, su utilización de los símbolos, de los iconos, de la luz, de las vidrieras, de los colores. La Sagrada Familia es preciosa por fuera pero fabulosa por dentro.

  


  
 
De visita obligada si pasas por Barcelona, sin olvidar subir a una de sus torres, merece la pena. Y una recomendación, a no ser que disfrutéis haciendo colas, mejor sacar las entradas por Internet. De esta forma es llegar a la hora acordada y entrar. Un sábado completo, desde luego.

  

 
Sin lugar a dudas, uno de los sitios de moda de Barcelona en estos momentos, basta con ver la larga cola que se forma en algunos momentos del día es El Nacional. Una buena opción para tomar algo o cenar. A nosotros nos cogía al lado del hotel y ofrecen un sinfín de opciones ya que es una especie de varios restaurantes en uno, incluida su coctelería. Decorado con un gusto exquisito y con diferentes ambientes, no hay nadie que pase por delante de él y que no entré, al menos a verlo.
 
 
  

Como broche final a la noche de sábado elegimos el Banker's Bar del Hotel Mandarín Oriental, tal y como hicimos la noche anterior, y es que cuando nos gusta algo, repetimos. Eso y que lo teníamos muy cerca.  Las dos noches que estuvimos tenían un Dj, y me encantó la música que pinchaban. Vale, también nos gustaron los Gin-Tonic's que preparaban, el ambiente, etc.

  
   

A resaltar el detalle del techo. Son auténticas cajas de seguridad, de ahí el nombre del bar.

 
 

 
Otro de mis paseos obligados, siempre que visito la ciudad, es el Barrio Gótico. Esta vez con visita a la Catedral incluida.

  

 
La arquitectura de hierro y cristal de finales del s. XIX es algo que me encanta, por lo que nos dimos una vuelta por el Mercat del Born, ahora convertido en centro cultural. Ahí me hubiera gustado poder viajar en el tiempo y retroceder un siglo para poder verlo en toda su ebullición. Por cierto, ¿para cuando inventarán este tipo de viajes? Tengo unos cuantos pendientes ;-)

  
  
 
Y del Mercat del Born al Parque de la Ciudadela, hace sol y el día nos invita a darnos una vuelta por los alrededores del lago.

 

 
De aquí, y sin rumbo fijo, caminamos hacia la Marina del Port Vell, es domingo, se acerca el mediodía y cada vez hay más gente paseando, en bici o en patines, cualquier medio es válido.

Pasamos por delante del monumento a Colón, y como siempre que paso por esta zona no puedo evitar desempolvar los recuerdos de mi primer viaje a Barcelona. La zona del puerto se me quedó grabada y hay que ver, cómo ha cambiado. Y es que Barcelona está muy guapa.

  

 
Con las horas que son habrá que ir pensando dónde comer. ¿Formal o informal? Nos miramos y decimos a la vez: mejor informal. La Fábrica Moritz figura en mi lista de pendientes, pronto dejará de serlo por que nos vamos hacia allá.

  

 
Local grande, mucha gente, mucho bullicio, muchas mesas, aunque eso sí, algo pequeñas si vas dos y pides varias cosas. El lugar no está mal, pero quizás para tomar un aperitivo, no me convencieron del todo los platos que pedimos y a pesar de que insistimos en "por favor, no lo traigas todo a la vez", el camarero hizo caso omiso y llegó el momento en que los platos no cabían en la mesa. Quizás no acertamos en el día, pero de momento creo que se va a caer de mi lista. Estos son los platos que pedimos:

 

  • Ensaladilla Rusa
  • Bomba de la Moritz
  • Ensalada de Tomate con Ventresca de bonito 
  • Canelones de rostit
  • Boeuf Bourguignon
  • Crema Catalana
  
De allí nos fuimos paseando a El Nacional, ya a media tarde, nuestra última parada antes de despedirnos de este magnífico fin de semana en Barcelona.

  

 
¡Hasta pronto!


 

4 comentarios:

  1. Me ha encantado como todos tus "reportajes" y que hambre da !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristina! Eres una incondicional y este tema te gusta tanto como a mí, así que siempre nos parece bien todo ;-)

      B7sssss

      Eliminar
  2. Ohhh los pelos de punta se me ponen y eso que vivo en Bcn es que no es por nada ehh pero es que es tan bonita!! Me ha encantado tu paseo y casi todos los restaurantes visitados he estado.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí, está preciosa. A mi me hizo pensar en ese slogan de hace ya bastantes años que decía: Barcelona, posa't guapa o maca, ahora no recuerdo bien.

      Y si dices que conoces los restaurantes ... huy, eso es buena señal, señal de que he acertado.

      B7ssss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.