12 febrero 2015

Sopa de Cebolla Morada y Champiñones con Parmesano

 
 



Ha vuelto el frío. Más bien, ha venido el frío, porque en Valencia, donde vivo, las temperaturas este invierno estaban siendo de lo más agradable. El viento huracanado y las nevadas del norte han conseguido bajar el mercurio, indicando que las temperaturas también han descendido. Apetece una sopa, una sopa de invierno, y la sopa de cebolla es típicamente invernal. Hoy, en casa, tenemos Sopa de Cebolla Morada y Champiñones con Parmesano.
  
Cuando la preparo casi siempre lo hago "a ojo", y sólo cuando quiero compartir la receta, cojo papel y lápiz para asegurarme de las cantidades y no confundiros, pero no es un plato que exija matemáticas en sus volúmenes y tiempos. 
  

 
 

 
Variaciones admite tantas como gustos: "que a si a mi no me pongas pan por encima", "yo la quiero con mucho queso", "qué tal si le añades un huevo", etc. Y lo mejor de todo, es que con cualquiera de estas posibilidades va bien.
     
      

  
Ya lo he dicho, hoy hacía frío. Apetecía algo reconfortante, muy de invierno. Abrimos una botella de vino. Desde que terminaron las fiestas navideñas no habíamos abierto una botella de vino entre semana, estábamos portándonos bien. Hoy apetecía.
 
   


También me apetecía darle un toque caramelizado a la cebolla, ha sido todo un acierto. En cuanto a los champiñones, he utilizado los normales, ni Portobellos, ni Boletus, ni otro tipo de setas y le ha aportado un sabor suave. Queda pendiente probarlo con unos Boletus, seguro, seguro, que está mucho más sabrosa.

 
   

No cuento más, no hace falta, sólo queda compartir la receta y probarla.



INGREDIENTES (Aprox. 6 personas):
  • 2 Cebollas Moradas
  • 10 Champiñones
  • 75 gr. Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 30 gr. de Mantequilla
  • 75 gr. de Queso Parmesano
  • 1 Cucharada de Azúcar Moreno
  • 1 Cucharada de harina
  • 1 Vasito pequeño de Brandy o Vino tipo Pedro Ximénez
  • 1.2 - 1.5 litros de Agua
  • Sal y Pimienta
  
ELABORACIÓN:
  1. Cortar la cebolla por la mitad, pelarla y cortarla en juliana, muy fina. Poner el aceite en una sartén profunda, yo utilizo una tipo wok, o en una cazuela antiadherente y comenzar a pochar la cebolla. Cuando lleve unos 10 min. añadir el azúcar para que caramelice un poco y remover para que no se nos pegue.
      
  2. Mientras picar los champiñones a trocitos muy pequeños. Cuando la cebolla haya comenzado a caramelizar, añadir los champiñones y la mantequilla, salpimentar. En el momento en que la mantequilla se derrita, agregar la harina y cocinarla. Se debe hacer bien para que no quede sabor a harina cruda.
      
  3. Después añadimos el brandy y seguimos pochando durante al menos unos 15 min.
      
  4. Cuando esté bien pochado, rectificar de sal y pimienta y añadir el agua. Llevar a ebullición y dejar cocer a fuego medio unos 20 min. Dependiendo de cómo nos guste la sopa, corregiremos la cantidad de agua. Es el momento de ir rallando el queso.
      
  5. Cuando este lista, servir la sopa en cuencos que podamos introducir en el horno. Espolvorear con abundante queso parmesano y gratinar. También se puede tomar sin gratinar, simplemente añadiendo el queso rallado.
  
Sugerencia: Se le puede añadir un huevo en el momento de introducir en el horno y se puede acompañar de tostadas de pan con queso gratinado, de esta forma se convierte en una sopa muy completa.


Bon Appétit!

 

10 comentarios :

  1. Sencillamente deliciosa!!! Me encanta la presentación que has puesto de tarrito, muy original. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y muy fácil Rosa!!!

      La presentación .... de lo más sencillo, si lo haces en tarritos individuales queda diferente y sorprendes a los comensales. En los grandes, para conservar.

      Muchas gracias!

      B7ssss

      Eliminar
  2. La cebolla morada la comprare, nunca la he probado y el toque caramelizado debe quedar una sopa diferente. Si que es verdad que con el frío apetece algo caliente y esta sopa nos ayuda a llevar mejor las bajas temperaturas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lucía la cebolla morada me gusta más que la blanca y es muy fácil de encontrar, así que la próxima vez ....
      El toque caramelizado con el queso y la sopa .... apetece!!!

      B7sssss

      Eliminar
  3. Y anda que no entra bien un rico platito como este!! Cada vez me gustan mas estas recetas
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo, estos días es algo que agradezco incluso por la noche.

      Buen fin de semana!

      B7ssss

      Eliminar
  4. Una sopita de cebolla me comía ahora mismo! Tiene una pinta bien rica!!!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, yo siempre hago de más y congelo, así los días que voy liada lo agradezco un montón.

      B7sssss

      Eliminar
  5. Tiene que estar divina esta sopa y teniendo en cuenta que es lo que apetece en estos días de frío, para que queremos más, ese toque de queso y champiñon me ha encantado una manera estupenda de camuflar la cebolla que en casa no les gusta mucho, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como tú dices, combinándola con champiñones y queso igual en casa te lo notan menos. Queda rica y con la cebolla morada más! Es una pequeña diferencia pero yo lo noto.

      B7sssss y buena semana

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.