12 enero 2015

Croquetas de Merluza y Ajos fritos con un Toque de Guindilla




Croquetas. ¿Conocéis a alguien que no le gusten las croquetas? Gustan a todos. Grandes y pequeños. Puede que no agraden todos los rellenos, que tengamos nuestras preferencias, pero si son caseras seguro que están buenas. Las de hoy son Croquetas de Merluza y Ajos Fritos con un Toque de Guindilla y ahora os explico por qué.

¡Ah! Y cuando digo caseras, no me refiero a las caseras "de bolsa" que encontramos en la sección de congelados del "super", y en las que en el paquete dice "caseras" como si se tratara de un relleno, de un sabor. Uff, éstas ... creo que la última vez que las compré fue en mi época de estudiante y piso compartido. 
 



En esta ocasión las hice de merluza casi de forma accidental. Me había sobrado un buen lomo de merluza y no quería congelarlo, asi que una parte lo hice vuelta y vuelta con unos ajitos y una guindilla y para el resto decidí utilizar los mismos ingredientes pero en formato croqueta.
  
 


Para los que tenéis niños, recordar que es una manera fabulosa de conseguir que los niños coman pescado, pero en este caso olvidaros de la cayena y los ajos.

Y en cuanto a la posible "pereza" que os pueda dar ponerse a hacer croquetas, sólo deciros que no es para tanto. Además, una vez que nos ponemos podemos doblar las cantidades y guardar las croquetas en el congelador. Listas para utilizar cuando nos apetezcan.

  


INGREDIENTES:
  • 200 gr. de Merluza sin piel y sin espinas
  • 1 Cebolla pequeña
  • 3 Cucharadas colmadas de Harina
  • 250 gr. de Leche
  • 4 Dientes de Ajo
  • 1 Chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 Cayena ó Guindilla
  • Sal, Pimienta y Nuez moscada
Para rebozar las croquetas:
  • 2 Huevos
  • Pan rallado
  • Harina

ELABORACIÓN:
  1. Filetear los dientes de ajo muy finos. En una sartén, poner un chorrito de aceite y dorarlos junto con una cayena. Retirar y Reservar.
      
  2. Picar la cebolla y pochar en la misma sartén con un poco de aceite. Mientras, cortar a trocitos pequeños la merluza y cuando la cebolla esté transparente añadirla y saltearla. Añadir los ajos y mezclar.
      
  3. Comenzar a añadir las cucharadas de harina y no dejar de remover con unas varillas. Si fuera necesario añadir un poquito de la leche caliente. Es muy importante que la harina quede cocinada.
      
  4. Añadir el resto de la leche caliente y no dejar de remover con las varillas para que no queden grumos. Añadir también la sal, pimienta molida y un poquito de nuez moscada.  En estos momentos podéis volver a añadir la cayena para que tome más sabor, es opcional. Removiendo con las varillas conseguimos que entre más aire en la masa que se va a formar y las croquetas quedarán más esponjosas/cremosas.
      
  5. Cuando la masa quede lisa y haya espesado, al menos necesitaremos unos 10 min., retirar del fuego. Retirar la cayena, si la habíamos vuelto a añadir, y verter la masa en un recipiente más ancho que largo, de forma que alcance una altura de unos dos centímetros, y dejar enfriar a temperatura ambiente. Después cubrir con un papel film, o con la tapa del tupper que hayamos utilizado y meter en el frigorífico toda la noche. Se hacen mejor de un día para otro.
      
  6. En un recipiente batir los dos huevos, en otro disponer la harina y en otro el pan rallado. Yo suelo utilizar para la harina y el pan rallado, tuppers bajitos que puedo mover ligeramente para que la croqueta rule sola por la harina o por el pan rallado y así mancharme lo menos posible.
      
  7. Con un tenedor coger un poco de la masa, primero formar como una albóndiga pequeña a la que luego le daremos forma alargada. Rebozar la croqueta con harina, pasarla por el huevo batido y después por el pan rallado. Repetir la operación hasta terminar con la masa.
      
  8. Para congelarlas utilizar uno o varios tuppers de forma que no queden las croquetas apiladas. Si el recipiente es muy grande y queréis recuperar espacio de vuestro congelador, una vez congeladas guardarlas en bolsas de congelación y así ocuparán menos espacio.
      
  9. Podéis freirlas directamente del congelador. Hacerlo en abundante aceite y no freir muchas a la vez para que el aceite no se enfrie. Cuando las retiréis de la sartén pasarlas a un plato con papel absorbente para retirarles el exceso de aceite.


Bon Appétit!


 

20 comentarios:

  1. Mira que me gustan las croquetas!! y si encimas le pones guindilla, ya ni te cuento...
    Me apunto tu versión, me ha enamorado jijij

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-) Es que la guindilla le aporta picante al tema ;-)

      B7ssss

      Eliminar
  2. Ayyy como me gusta una croqueta ummmm que buenas las tuyas Carmen. Y es verdad, a quien no le gusta las croquetas??
    Besotes y buen año 2.015.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pasa como a mi! Imposible resistirse a probarlas.

      B7ssss y mis mejores deseos para ti en este año :-)

      Eliminar
  3. Yo es que soy muy croquetera, por lo que a este pequeño manjar me apunto siempre!
    Me encanta como las has presentado... tan monas en esos platitos :)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo voy a épocas, ahora hacía mucho tiempo que no me liaba ... pero en pocos días he hecho de varios tipos.

      Gracias Aisha!

      B7ssss

      Eliminar
  4. Lllevo temporada que estoy muy croquetera, estas me gustan, bueno tengo la suerte que les gusta a toda la família. Me llevo tu receta. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me pasa, que después de estar creo que meses sin hacer, en cuestión de unos días he hecho de "sabores" varios.
      Llevate la receta, añadele tu toque personal y esperando quedo a ver tu versión.
      B7sssss

      Eliminar
  5. En casa también nos encantan las croquetas y estas tienen una pinta deliciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que son un valor seguro, a éstas lo único es el ajo y la guindilla, que puede que no guste a los niños, pero a los mayores ¡ a todos!

      B7ssss

      Eliminar
  6. mmmmm el toque de los ajos fritos que gustito que le tiene que dar, me encanta! un beso Carmen guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii! le da un saborcito rico rico!

      Gracias Pilar!

      B7sssss

      Eliminar
  7. Ayyyy con lo que me gustan a mi unas croquetas, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  8. A mi también me gustan mucho, tu versión es sugerente con la guindilla, un éxito de receta

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese puntito de picante ... gusta. ¿Te la imaginas con una cervecita? Pues eso, el éxito está asegurado.

      B7ssss

      Eliminar
  9. Una versión para probar sin duda!!un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elisa! No te va a decepcionar, verás que ricas!

      B7ssss

      Eliminar
  10. Que ricas y ese puntito de guindilla me encanta.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm es verdad que es un acierto, y si la acompañamos con una cervecita, ni te cuento.

      Gracias!

      B7ssss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.