01 octubre 2014

Un restaurante con Ángel en Denia, en Hotel Los Ángeles


 
El Hotel Los Ángeles de Denia tiene un “Ángel” que pocos conocen: su Restaurante. En él, al frente de los fogones, y rodeado de un buen equipo, Federico Guajardo, quien está dando mucho que hablar, en lo que a gastronomía se refiere, en los últimos años, nos ofrece una cocina mediterránea actualizada sin dejar de lado los productos de la zona, detalle que se agradece.

F. Guajardo acaba de ganar el XII Concurso de Cocina aplicada al Langostino de Vinaroz, pero no es el primer premio que consigue.
 
Supe por primera vez del restaurante que dirige en la pasada Feria GastroAlicante, en la que presentaba “Sabores de Nuestra Tierra”. Con este nombre, sus intenciones culinarias quedaban claras. Allí le fue otorgado el 2º Premio GastroAlicante 2014 “Cocina con Turrón”, aunque previamente ya contaba con el 2º Premio Cocina Creativa Gamba Roja Denia 2013 y 1º Premio Concurso de Arroz Alzira 2012.


Como podéis imaginar y con lo que me gusta disfrutar de estas experiencias, tenía pendiente la visita al restaurante desde aquel día en GastroAlicante pero un fin de semana por otro, se ha ido retrasando hasta ahora.
 
Fuente: Focus 4 Estudio de Fotografía
  
Aprovechando un domingo nublado de tiempo incierto, nos acercamos a Denia y es que esta villa marinera es nuestra debilidad. El mar estaba precioso, no sé si luce mejor cuando el cielo está gris o cuando está azul. En esta ocasión lo pudimos disfrutar de las dos formas, el tiempo que es caprichoso.

Nuestra mesa se encontraba en una terraza acristalada muy luminosa desde la que veíamos el mar y en la que se respiraba calma y tranquilidad. Escenario muy agradable para disfrutar de una cocina mediterránea moderna que no deja de lado los productos autóctonos de esta tierra.

Como era nuestra primera visita nos decantamos por el Menú de Arroces compuesto por 4 entradas, dos frías y dos calientes, un arroz o fideuá a elegir y postre. Tanto las entradas como el postre pueden variar según la semana y la temporada, en nuestro caso el menú quedó conformado con los siguiente platos:

Comenzamos con un Magnum de Foie con panco de turrón y cítricos, plato que consiguió un merecido 2º Premio en GastroAlicante 2014. Delicioso contraste el del foie y el turrón con ese rebozado crujiente y el toque frutal.

  

 
El segundo plato que hizo su entrada acaba de ser incorporado en la carta del restaurante: una Ensalada de Ahumados y Encurtidos con detalles muy especiales. Sólo por su color ya invitaba a comerla. Excelente combinación de productos típicos alicantinos que dan como resultado una ensalada fresca y con mucho sabor.
 
 

  
Proseguimos con las entradas calientes: Calamar a baja temperatura con jugo de Verduras Asadas y Aceite de leña. Uno de los calamares más tiernos que he probado, casi se deshacía en la boca. En cuanto al jugo de verduras, suave pero con sabor, hacía del calamar un plato delicado sin restarle personalidad.

 

 
Y las entradas pusieron su fin con unas Vieiras a la plancha con Verduras y Guacamole sobre Coca de Dacsa. Otro guiño a los productos del mar con elaboraciones tradicionales de la zona, como la coca de dacsa, dándole un toque moderno. Las vieiras estaban perfectas y la composición del plato resultaba muy agradable al paladar.

 

  
Antes de pasar al plato fuerte nos invitaron a un Sorbete de Infusión de Hierbaluisa. Muy apropiado para lo que venía a continuación.

 

 
Habíamos elegido una Fideuà Negra de Sepionet cuyo aroma nos alimentaba nada más servirla y ni siquiera probarla. Una vez lo hicimos, nuestro gusto sólo hizo que confirmar lo que nuestro olfato nos había adelantado.

 


  
 
El punto dulce, pero sin pasarse, lo puso el postre: Calabaza cocinada en cal con Helado de Mascarpone y Galleta.

  

 
Para regar los platos elegimos un vino blanco, Enate Chardonnay – 234. Quizás si tuviera que reprochar algo sería encontrar algún vino blanco más en la carta, en esta ocasión no me fijé en los tintos.

  

 
Una encantadora experiencia gastronómica, sin lugar a dudas, buen servicio y agradable entorno.

Sólo me queda, por una parte, felicitar una vez más a Federico Guajardo y a su equipo, tanto por los premios recibidos como por el trabajo realizado.

Y, por otra parte, aprovechar esta ventana que es mi blog para hacer una humilde sugerencia: ahora que yo ya he descubierto el “secreto” del Hotel Los Ángeles, este “Angelet”, como se diría en valenciano, que es su Restaurante, creo que debería dejar de estar tan en “secreto”, a la sombra del hotel, y tener su identidad propia. Personalidad y méritos no le falta, sólo necesita un nombre propio por el qué llamarlo y que lo identifique sin necesidad de hacer referencia al “del hotel”. Entendéis a que me refiero ¿verdad?

 

 
Por todo lo demás, un placer la visita, volveremos.
   
 
 

2 comentarios :

  1. Vamos, que maravilla!! Me ha encantado todo, pero la calabaza me "ha rematao". Gracias guapa por enseñarnos esos sitios tan preciosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esperanza! Siempre viene bien tener buenas referencias.

      Buen fin de semana! B7ssss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.