03 abril 2014

De Visita en Chocolates Valor ... un Placer para Todos

   
 
Cuántas ganas tenía de visitar el Museo y la Fábrica de Chocolates Valor y por una u otra causa, siempre se iba retrasando. Por fin, apenas hace dos semanas, vi cumplido el sueño de cualquier amante del chocolate y estuvimos De Visita en Chocolates Valor ... un Placer para Todos.
  
A principios de marzo, en el GastroBlogger que se celebró en Valencia, coincidí con Gloria y Paco, de Chocolates Valor, quienes nos invitaron a visitar la empresa, y ya se lo advertí aquel día, "os tomo la palabra", pues era una visita que llevaba mucho tiempo queriendo realizar.
  

A los pocos días ya tenía la cita concertada y, pocos días después, aprovechando unas minivacaciones, nos acercamos a Villajoyosa.
   
 
  

Exquisita fue la atención que nos brindaron desde el primer momento. Comenzamos con un vídeo que nos pone en antecedentes, tanto de la empresa, como del chocolate, para proseguir la visita en el interior del museo. El museo está ubicada en una típica casa rural del siglo XIX y en las diferentes estancias se muestra tanto documentos como objetos relacionados con la historia del cacao y del chocolate.
  
  

La empresa fue creada por D. Valeriano López Lloret, su nombre en valenciano es el que dio lugar a la marca del chocolate. Y su máxima es el "Placer de trabajar por el placer" para lo que utilizan una combinación de las mejores semillas de cacao de diferentes países. No todas las semillas de cacao son iguales, unas son más aromáticas, otras contienen más manteca de cacao, dependiendo del producto que se quiera obtener, se escogerán unas u otras.
  
 

 
En las diferentes salas que se visitan hay una exposición de la maquinaria utilizada, de moldes de bombones y tabletas de chocolate, de carteles publicitarios y de las envolturas de las tabletas. Detalles originales, la mayoría cargados de recuerdos, incluso para el visitante, ya que hay momentos en que nos traen recuerdos de nuestra niñez.
    
 
    
 
   
 
Embriagados por el chocolate, y es que el aroma a cacao es intenso y comienza a apoderarse de nosotros desde que entramos en el recinto de la empresa, seguimos recorriendo las diferentes salas de exposición distribuidas en dos plantas, donde vamos viendo toda la maquinaria que intervenía en el proceso de producción.
     
 
    
 
  


  
 
El recorrido, tras subir a la primera planta, finaliza de nuevo en la planta baja, junto al despacho original, en el que podemos ver una serie de utensilios de oficina de la época, como el secante, el pisapapeles o el tintero, hasta unos ejemplares de las nóminas que se pagaban. En los inicios de la empresa, el despacho estaba ubicado en la casa del fabricante y era donde se realizaba todo el trabajo de carácter burocrático, se recibía a las visitas comerciales y donde se abonaba el salario a los trabajadores. Una pieza muy curiosa y muy bien conservada.
    
 
 
  
De ahí pasamos a la fábrica y aquí si que ya no se puede ofrecer reportaje gráfico, ya que no están permitidas las fotografías en su interior. Razón de más para acercarse a visitarla.
   
Tan sólo traspasar la puerta el calor aumenta y es que están a 38ºC todo el año. A esta temperatura y trabajando con chocolate, ya os podéis imaginar a qué huele el aire que respiramos ¡A chocolate intenso! Es en esta zona donde vemos las primeras máquinas trabajar sin apenas presencia humana y es que todo el proceso está muy automatizado. 

Avanzamos por el pasillo que separa la sala de máquinas del laboratorio de control de calidad y de la sala de catas y pasamos a otra zona completamente diferente. Se trata de la zona de envasado, cuya temperatura está alrededor de los 18ºC. Dependiendo de la época del año y del producto con él que se esté trabajando, hay mayor o menor número de personas trabajando. Es un placer ver como van saliendo centenares, miles de tabletas de chocolate y ese aroma a cacao en el ambiente ... Mmmm
 
Antes de finalizar el recorrido de la visita, llegamos a una amplia sala donde están expuestas  unas esculturas de dioses mayas y aztecas realizadas en chocolate, así como una bonita exposición de cajas metálicas de la firma y la evolución tanto del logo de la marca como de las etiquetas y los envoltorios.
 
Allí  aprovechamos para intercambiar impresiones con Miriam, Paco y Alicia, de Chocolates Valor, a los cuáles quiero volver a dar las gracias por el tiempo que nos dedicaron y por el detalle que tuvieron con nosotros. Pero todavía no había acabado la visita. Antes, pasamos por la tienda, donde pudimos realizar una degustación de los Chocolates Valor. Probamos unos cuantos, bueno, ya los conocíamos por que somos consumidores, lo que se dice probar, probar, probamos uno con kikos. Muy original la combinación del chocolate con el salado del kiko, y ese crack que produce al comerlo.
  
Inevitable fue que aprovechara el momento para llevarme una caja de bombones con la selección de mis favoritos y es que ... en casa nos pierde el chocolate, a grandes y pequeños. Y es que el chocolate es ¡Un placer para todos!
    
 
     
  
Nuestra visita a Villajoyosa la finalizamos con un paseo para ver las Casas Colgantes de Colores y luego, despacio, nos dimos una vuelta a la orilla del mar. Chocolate, mar, palmeras, un tiempo increíble ¿se puede pedir más?
 
 
  
¡Hasta pronto!
   
  


8 comentarios :

  1. Genial visita!! El museo parece muy bien conservado, lástima que no os dejaran hacer fotos de la fábrica porque seguro que valió la pena!! Bueno, pero nos dejas con unas imágenes de bombones que se derriten un la boca! Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina. Han realizado un buen trabajo en el museo y tratándose de chocolate tr puedes imaginar qué deliciosa visita.
      B7sssss

      Eliminar
  2. M'encanta la Vila i fa temps que no vaig. Una bona excusa per a visitar i gaudir de la casa Valor. Segur que vareu disfrutar.
    Jo recorde de menuda visitar una fàbrica allí que es deia Chocolates El Barco No crec que existisca ja, però ens portaven a casa els xocolates i era un plaer cada vegaada que arribava la caixa.
    Besets

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo si lo disfrutamos. Imposible no hacerlo con lo que nos gusta el chocolate.

      Si algún día te acercas, visitala y verás!!!!

      B7ssss

      Eliminar
  3. Una visita muy bién descrita (casi puedo oler el chocolate ..) y documentada (buenas fotos ...).
    Yo también tengo pendiente la visita. De este verano no pasa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!
      Acercare cuando puedas, mejor entre semana y así ves la fábrica en marcha.
      B7ssss

      Eliminar
  4. Me ha encantado tu visita, qué envidia! Yo también me apuntaría a una escapada como ésta, la pena es que me queda muy lejos.
    He organizado un sorteo para celebrar mi primer cumpleblog y estaría encantada de que participases, lo puedes hacer desde:

    http://unangelenmicocina.blogspot.com.es/2014/03/sorteo-primer-cumpleblog.html

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma nota y cuando tengas ocasión pásate por allí, te va a encantar.

      Me paso por tu blog a ver tu concurso.

      B7ssss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.