01 agosto 2013

Samosas de Morcilla Vegetal ... Recuerdos de Jodhpur y sus Aromas

  
Han sido un capricho, un capricho o un antojo, estas Samosas de Berenjena o Morcilla Vegetal. Pero es que la memoria es caprichosa. No sé en qué rincón tenía yo almacenados esos recuerdos, pero ha sido una visión fugaz en un documental televisivo de la "ciudad azul", Jodhpur, y acordarme de aquel puesto callejero de deliciosas samosas. Deliciosas, sí, pero muy muy muy picantes, también.
       
Habíamos pasado la tarde en el Fuerte de Mehrangarh, desde donde se divisa la ciudad, Jodhpur, llena de casas pintadas de azul índigo, el color de la suerte, el que protege de los enemigos y de los insectos, el que preserva las casas de las altas temperaturas.
  

  
Lo recuerdo perfectamente. Pudimos bajar a la ciudad en autobús, pero decidimos adentrarnos en el entramado de callejuelas a pie. A cada paso nos asaltaba una explosión de colores, de olores, de texturas. La India se vive con todos los sentidos, para bien y para mal, no valen medias tintas.

Niños que juegan en la calle, escolares de uniforme que vuelven a casa, mujeres con saris de preciosos colores inmersas en sus tareas, hombres con turbante que nos observan a nuestro paso, una vaca que nos impide el paso, una moto que nos sale por sorpresa y varias bicis que se cruzan haciendo equilibrios ... así nos recibió el verdadero Jodhpur, así son las grandes urbes en India.

Desembocamos en el bazar que hay junto a la torre del reloj, rodeados de gente que ejercen oficios yo diría que casi extinguidos en nuestra sociedad: herreros, afiladores, barbero-dentistas, limpia-orejas, escribe-cartas, carboneros, etc.

La primera sorpresa gastronómica fue "The Omelette Shop", la tienda de las tortillas. Un pequeño quiosco en pleno centro conocido y reconocido en las mejores guías de viajes, por sus tortillas. Más de 30 años de experiencia avalan al cocinero, por sus manos pasan más de 1000 huevos diarios. ¡Se dice pronto!
  
  
Curiosidad gastroviajera sin lugar a dudas, pero mis ojos se desviaron hacia un puesto donde humeaban tres grandes recipientes con aceite caliente. A su lado, unas enormes bandejas de samosas me seducían por la vista y por el olfato. Hasta aquel día no había caido en la tentación y había hecho caso del "No comer de los puestos callejeros", pero llevaba ya más de una semana en la India y ya no podía resistir más.
  

  
Compramos un par, eran de verduras, "Vegetable Samosa", dijo el vendedor. ¡Que bien olían!
  
Esperé a que se enfriaran un poco para no abrasarme la lengua, pero no sirvió para nada, me la abrasé igual, la lengua y la garganta. Fue dar un pequeño mordisco y mis mejillas cambiaron de color, enseguida me volqué a buscar la botella de agua que llevaba en la mochila. ¿Cómo podía ser tan picante?  
  
Mientras el vendedor me miraba extrañado y no cesaba de repetir: "Not spicy, not spicy!"  
¡No ni poco!, decía yo entre risas.

Y hoy al ver las imágenes de Jodhpur, me han venido todos los recuerdos de golpe, y he decidido hacer unas samosas de verdura, a mi gusto, o al menos a la resistencia de mi paladar.

      
¿Gustáis? ¡Éstas no pican!
    
Fuente: Basada en el libro "Simplemente Espectacular" de Thermomix

CON THERMOMIX
INGREDIENTES (Aprox. 20 unidades):

  • 400 gr de Berenjenas lavadas con piel (2 Berenjenas)
  • 200 gr de Cebolla Tierna
  • 50 gr de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 40 gr de Piñones
  • 1 cucharadita de Orégano
  • ½ cucharadita de Pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de Sal
  • 4 hojas de pasta Filoo Brick
  • 40 gr de mantequilla derretida 
  • Semillas de Sésamo para decorar
 
  
ELABORACIÓN:


  1. Poner las berenjenas lavadas, troceadas y con piel, en el vaso. Trocear 4 seg./Vel. 4. Lo sacamos del vaso y lo reservamos.
     
  2. Introducimos la cebolla y troceamos 3 seg./Vel. 4.  Bajamos los restos de cebolla, con la ayuda de la espátula, de las paredes del vaso.
     
  3. Añadimos las berenjenas reservadas, los piñones, la pimenta, la sal, el orégano y el aceite de oliva. Programamos 25 min./Tª Varoma/Giro a la izquierda, Velocidad cuchara.
     
  4. Al finalizar, poner el contenido en el cestillo para escurra bien el aceite.
     
  5. Precalentamos el horno a 180ºC. Y mientras procedemos al montaje. Cogemos una hoja de pasta filo y lo cortamos en tiras de unos 5cm de ancho. Las pincelamos con la mantequilla, ponemos una cucharadita de morcilla de berenjena en un extremo de la masa y vamos doblando en triángulos hasta finalizar. Pincelamos con mantequilla y espolvoreamos con semillas de sésamo.
      
  6. Las colocamos en la bandeja del horno con papel sulfurizado y las horneamos durante unos 15 min. Cuando estén doraditas las sacamos y las dejamos enfriar.

 


8 comentarios :

  1. Qué bonitos recuerdos, me encantaría ir algún dia aunque tendré cuidados con los picantes, me gustan pero no a lo bestia ja, ja, ja las tuyas están mucho mejores!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la sensibilidad que tú tienes Helena, la India te atraparía.

      La comida ambulante y de los restaurantes que no están en los hoteles suele ser muy picante, pero también se encuentra comida hindú no picante y riquísima.
      Estas samosas son una imitación pero es verdad que están ricas.

      B7ssss

      Eliminar
  2. Unos recuerdos fantásticos. Seguro que para él no eran picantes, pero para los que no estamos acostumbrados es como fuego :)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ellos no, por supuesto, están más que acostumbrados ...... Pero había que tener mucho cuidado, incluso cuando te aseguraba que "Not Spicy!"

      B7ssss y buen verano

      Eliminar
  3. que buena pinta tienen!! y sin freír valor seguro!
    AnoniMarta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje. se podrían freir, pero así también quedan deliciosas.

      B7sss

      Eliminar
  4. Que bonito has contado tu experiencia en la India, los que no hemos ido nos hacemos una idea estupenda de ella, y que bonito el pueblo azul. Las samoas que has hecho tienen que estar super ricas así que te lo copio, mira hoy he aprendido una cosa nueva, ves? gracias por compartir con todos, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carolina, me encanta que te haya gustado. La India es un destino que me atrae muchísimo y es tan diferente, a ver si con tiempo os voy contando más cosas.

      Espero ver tus samosas ¿eh?

      B7sss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.