22 julio 2013

Saint-Cirq-Lapopie ... uno de los Pueblos más Bellos de Francia

  
Saint-Cirq-Lapopie es uno de los pueblos más bellos de Francia, y no por que yo lo diga, sino por que está clasificado en la categoría Les Plus Beaux Villages de France. Se encuentra en el departamento de Lot, en la región de Midi-Pyrenées, en pleno Parque Natural des Causses du Quercy.

Colgado de un acantilado y serpenteado por un meandro del Lot, este pueblo medieval de poco más de 200 habitantes, está dominado por su Iglesia fortificada. Callejuelas empedradas llenas de encanto, casas de piedra con tejados de teja rojiza, fachadas góticas, puertas fortificadas y preciosas malvarrosas que cubren sus fachadas, hacen de Saint-Cirq-Lapopie un pueblo muy pintoresco. De hecho muchos artistas y escritores fijaron su residencia aquí.
  




Más abajo el río juguetea con el acantilado, moldeando su silueta. Allí se puede apreciar el molino de agua con el que se molía el grano. Imprescindible pasear por el camino que va junto al río, lleno de vegetación y árboles frutales. Un remanso de paz y calma únicamente alterado por el canto de los pájaros y el sonido que produce el agua.
  


El Lot es navegable, a su paso por Saint-Cirq-Lapopie transcurre a su ritmo, sin duda alguna, se trata de uno de los más bellos recorridos fluviales de Francia. Durante nuestro paseo nos encontramos con alguna, muy pocas, embarcaciones en las esclusas y nos paramos a ver todo el ceremonial que conlleva pasar de un lado a otro. No me canso de repetirlo, pero aquí la naturaleza luce esplendorosa. Se respira la calma.
  


Seguimos paseando. Queremos llegar al Camino de Sirga, Chemin de Halage, como allí se conoce. Se trata de una senda tallada en la roca a lo largo del río, entre Saint-Cirq-Lapopie y Bouziès. Para los amantes del senderismo, este camino es una agradable sorpresa, una maravilla creada por el hombre en la naturaleza.
  


Son unos 15 km., ida y vuelta, pero se hacen sin sentir, disfrutando todo el rato. Pasamos dos esclusas, una nada más abandonar Saint-Cirq-Lapopie, junto al molino, y la otra, la esclusa de Ganil. Ahí es donde el acantilado cae en picado y donde fue excavado en la roca una senda de unos 300 m. de longitud y 2 m. de altura. Parte de la pared nos muestra unos curiosos bajorrelieves realizados por Daniel Monnier.
 

  
Sin duda merece la pena el paseo.
  
Después, es buen momento para reponer fuerzas y disfrutar de la deliciosa gastronomía de la región.
Tiendas, restaurantes y cafés son testigos de los numerosos visitantes que acoge.
 
Saint-Cirq-Lapopie es uno de los lugares de Francia donde mejor he comido. Imprescindible probar el Fénélon, que entre otras cosas tiene vino de Cahors, vino de nuez, cassis y el toque secreto. Probadlo sin preguntar por su composición. Y no olvidarse del Café Gourmand, compuesto por Crème Brulée, Cannelés, granos de café, etc.
    
  
Para saborear las delicias gastronómicas del lugar recomiendo: el Resturante Le Gourmet Quercynois, donde se puede saborear la cocina tradicional de la región pero con un toque moderno, y la Brasserie La Tonnelle, de los mismos propietarios, pero de ambiente más desenfadado, y que ofrece la posibilidad de comer en su agradable terraza. Y todo a unos precios bastante asequibles, para todos los apetitos y para todos los bolsillos.
  

 
Lo que no recomiendo es visitar sólo unas horas Saint-Cirq-Lapopie, merece la pena quedarnos al menos una o dos noches. Cerca tenemos otro pueblo de recomendada visita y del que ya os he hablado en otro post, Rocamadour.
  
En Saint-Cirq-Lapopie mi sugerencia es quedarse en el Hotel Le Saint-Cirq. Justo enfrente del pueblo, con unas vistas insuperables del mismo.
  

  
Entre viñedos, allí encontramos este encantador hotelito, donde todas las habitaciones tienen nombre. La nuestra, la Quercynoise, con una terraza y una vista estupenda de Saint-Cirq-Lapopie, no me cansaba de ver su silueta. Y por las mañanas un desayuno de los que hacen historia, todo con productos naturales.
  
  
Ahora comienzo a entender al escritor André Breton que se instaló en el pueblo cuando lo conoció, y dijo algo así, como que quien lo conoce ya no desea imaginarse en otro lugar.

Y es que visitando pueblos como éste, nos damos cuenta que Francia no es sólo  París, existen multitud de pequeños pueblos en la campiña francesa que nos hacen entender fácilmente que es el "savoir faire" francés: la buena vida, la buena mesa, la amabilidad de la gente, sus mercadillos, sus cultivos ecológicos, sus tradiciones ... No puedo remediarlo, Francia me enamora.

  Bon Voyage et Bon Appétit!

 

18 comentarios :

  1. Que preciosidad Carmen!!Muchisimas gracias por compartirlo..Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un rincón encantador, de los de tomar nota por si surge la oportunidad.

      B7ssss

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Yo soy una enamorada de Francia .... bueno y de alguno de sus nativos ;-) aunque creo que de eso ya te habías dado cuenta, así que me encanta perderme por allí.
      París me encanta, vamos que no desaprovecho ninguna ocasión para volver, pero Francia también es mucho más que París.
      Creo que deberíamos organizar una escapada gastronómica al país vecino ;-)

      B7ssss

      Eliminar
    2. solo he ido una vez a París y juré que volvería, vine enamoradita, es una ciudad donde no me importaría vivir, en cuanto al resto del país tiene que ser precioso, la vez que fuí a París tuve la oportunidad de acercarme a versalles, ohhhhhh!!!!, que bonito, y no te creas que lo que más me gustó fué el palacio, que es impresionante, el pueblo es maravilloso, además es que coincidió con un mercadillo, tipico de pelicula, con carros de madera llenos de flores, pasteles enormes y muy vistosos, macarons, frutas, verduras..., todo muy al estilo medieval, las calles de piedras, en finnn, que te voy a contar a tí, jajajaja, a mí es que los paisajes me encantan, soy gallega y mi tierra me chifla, pero Asturias me tiene loquitaa, jajajjajaja, el interior es alucinante, si vas por rutas como son el Cares, o el desfiladero de los bellos, sú nombre lo dice todo, es como lo que describes de este pueblo, y el río al lado con los salmones saltando, ufffffff, jajajajjajja, vamossss, que cuando te animes a volver a París u otro sitio como este y no tienes con quién ir, ya sabes....

      Eliminar
    3. Gracias Marga.

      La ruta del Cares .... está a punto de caer y a mi Fracia, pues eso, que me encanta ¡¡hay tantos sitios bonitos!!!
      Gracias por tu precioso mensaje

      B7ssss

      Eliminar
  3. Preciosa narración que transporta a horas de romanticismo, paz y sentimiento. Me ha gustado mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes cuanto me gusta perderme por ahí! Cada vez que recuerdo este viaje me muero de ganas por volver. Creo que viajar crea una grave adicción. ;-)

      B7sssss

      Eliminar
  4. Pues sí que tiene pinta de ser precioso y, sabes? ¡No he estado en Francia! Pero eso lo solucionaré pronto jajaja

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para cuando tengas ocasión! ;-) Ya me contarás.

      B7sss

      Eliminar
  5. Como siempre que leo tus post de viajes me han entrado ganas de viajar, ahora a Francia. Se nota que te enamora y nos la haces querer. Estoy contigo en lo de que hay mucho más que Paris, que dicho sea de paso es maravillosa, y hasta donde yo conozco hay mucho que visitar. Gracias por tus preciosas fotos y por los impagables datos que las acompañan. Si me tocara un buen pellizco de la lotería no me importaría irme una temporada a Francia, así podría hacer todas estas rutas que nos aconsejas. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te toca un buen pellizco en la lotería ¡acuerdate de mi y me voy contigo! ;-)
      A mi tampoco me importaría pasar una buena y larga temporada. Gracias por tus palabras, me alegra que te guste por que intento transmitir las mismas sensaciones que a mi me produce el visitar estos lugares, aunque no es cosa fácil.

      B7sss y a seguir disfrutando del veranito

      Eliminar
  6. Que lugar tan bonito, parece de cuento. Gracias a tus fotos hemos podido conocer un poquito este maravilloso lugar. Ahora sólo nos queda esperar a ver si tenemos la oportunidad de conocerlo en persona.
    Muchas gracias y un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues objetivo cumplido!!!
      Me gusta compartir mis experiencias viajeras, también las gastronómicas, así que si he contribuido a "descubriros" un rinconcito ¡¡genial!!!

      B7ssss

      Eliminar
  7. Veo que nos seguimos los pasos, coincidimos con muchos lugares!!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y los que todavía no he contado! Creo que si Francia me pillara tan cerca como a ti, algún día nos cruzaríamos en un sendero ;-)

      Tengo unos recuerdos de Saint-Cirq Lapopie, de Rocamadour, de Cordes-sur-le-ciel, etc. preciosos, supongo que a ti te ocurre lo mismo.


      B7sssss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.