02 abril 2013

Munich: de Cervezas en el Corazón de Baviera


Ya sabéis que mi pasión por la gastronomía sólo es superada por mi pasión por viajar y conocer nuevos lugares. A veces, con la gastronomía viajo virtualmente, pero siempre al viajar disfruto gastronómicamente.

Hace algo más de una semana, aprovechando que teníamos un fin de semana XXL, cuatro días, y echando mano de unos eurillos de esos que vamos desviando para estos vicios, nos fuimos a Munich, de cervezas al corazón de Baviera.

No sé si es por que viajar me pierde, no sé si es por que lo preparo con suficiente antelación y busco y re-busco la mejor relación calidad-precio, el caso es que esta ha sido otra de las escapadas que me ha salido redonda y sin gastar demasiado.

Billetes con la famosa línea de low-cost, que por cierto, tampoco es que las otras te tratan mejor ni te dan mayor confianza. Hotel de la cadena NH reservado a través de internet y chequeando sus ofertas hasta el último día. Y desplazamiento Aeropuerto-Munich-Aeropuerto reservado vía web, lo cuál no sólo te garantiza tener plaza a la hora que tú desees, sino que además obtienes un descuento.

Después, búsqueda aquí y allá de los sitios recomendados, comparando opiniones, horarios, precios y sin darme cuenta me encuentro con una mini guía hecha a mi medida. Mil gracias a los viajeros que comparten sus experiencias, me nutro de ellas y las adapto a mis preferencias.
  
Hoy soy yo la que quiere compartir esta escapada a Munich, pinceladas de cultura y algún brochazo gastronómico, no lo puedo evitar.

Munich es una de las ciudades más importantes de Alemania, está situada al sur del país, muy cerca de Italia. A pesar de que gran parte de sus edificios históricos fueron dañados en la Segunda Guerra Mundial, se mantienen tal como eran, por lo que es un placer pasear sin rumbo por su centro histórico.

Precisamente eso, vagabundear por el centro histórico, entrando aquí y allá es lo que hicimos. 
  
Imprescindible una visita a la Marienplatz, donde está ubicado el Ayuntamiento Nuevo, Neues Rathaus, sin lugar a dudas, uno de los rincones más bonitos de la ciudad. La fachada, de estilo neogótico, repleta de filigranas, gárgolas y estatuas, alberga el Glockenspiele, un precioso carrillón que todos los días a las 11h de la mañana se pone en movimiento, simulando un torneo y una danza.

A escasos metros de Marienplatz se encuentra Peterskirche, la Iglesia de San Pedro. Si estamos en forma, recomiendo subir los 314 escalones de su torre y observar desde allí la puesta en marcha del carrillón. Si el día es claro, se obtienen las mejores vistas de Munich.
 
   
Justo detrás del Ayuntamiento Nuevo está la Frauenkirchen, la Catedral de Munich. A resaltar las cúpulas que rematan sus torres gemelas en forma de bulbo de cebolla, su construcción en ladrillo rojo y estilo gótico tardío, y su Pisada del diablo, una curiosa historia que no os desvelaré.

Muy cerca de allí se encuentra La Residencia, el anterior palacio real de los reyes de Baviera, hoy convertida en uno de los mejores museos de Europa. Fue el único que visitamos, a pesar de que Munich cuenta con un gran número de museos y galerías de arte, pero no había tiempo suficiente para todo.
  
 

Si nos quedan ganas de pasear, desde La Residencia tenemos a tiro de piedra el EnglischenGarten o Jardín Inglés. Un extenso parque donde podemos visitar la Pagoda que preside su jardín de la cerveza.

Y si lo que queremos es reponer fuerzas una de las mejores opciones es darse una vuelta por el Viktualienmarkt, un mercado donde se ofrece todo tipo de especialidades alemanas, además de frutas, verduras, pescados, zumos, flores, etc. Con esta visita os aseguro que si todavía no se os había despertado el apetito, acabará haciéndolo. ¡Un placer para los sentidos!
  

El Viktualienmarkt es una opción más que recomendable para reponer fuerzas a mediodia o media mañana, pero estando en Munich es de visita obligada pasarse por alguna de las conocidas tabernas. Nosotros sólo visitamos alguna de ellas, no nos dio tiempo a más, pero os dejo también algunas de las que yo llevaba en mi mini guía y de las que me quedé con las ganas.

Sin lugar a dudas, la más famosa del mundo es la Hofbräuhaus. Taberna con mucha historia, un ambiente inmejorable, música tradicional en directo y unos precios muy asequibles. La carta super extensa, una amplia variedad de platos alemanes, salchichas blancas, codillo de cerdo, filete vienés, etc. A degustar con su variedad de panes y pretzel, y como no, de una buena jarra de cerveza.
  

Los muniqueses también frecuentan esta taberna, algunos ataviados a la manera tradicional, no en vano muchos tienen allí guardada en un armario, y bajo llave, su propia jarra de cerveza.



Otra taberna muy céntrica es la Augustiner. Cada taberna tiene su propia fábrica de cerveza, así que es una buena idea no repetir para disfrutar y probar las diferentes cervezas.
  
  
Si vamos desde MarienPlatz hacia el Odeón, por la calle que sale a la izquierda del Ayuntamiento Nuevo, nos encontraremos con la Taberna Zum Franziskaner, un local muy agradable donde también podemos degustar las especialidades bávaras.
   

Cuatro días dan para mucho, al menos nosotros les exprimimos hasta la última gota. Así que como todo no iban a ser tabernas, también visitamos un restaurante italiano L'Osteria que llevaba yo entre mis recomendaciones.   
 

¡Todo un acierto! Un local precioso, de moda, frecuentado por jóvenes y no tan jóvenes. Una mezcla de edificio antiguo que combina una decoración de diseño con toques clásico, como alguno de los frescos de su techo. Era lunes y estaba a tope, por lo que resulta imprescindible reservar. Los platos riquísimos y las pizzas enormes, para compartir, y los precios muy asequibles, ¡vamos! mejor relación calidad/precio de lo que me acabo encontrando por Valencia, eso sin tener en cuenta que la materia prima aquí es más barata. No lo entiendo.

Por cierto, en Munich podemos encontrar agradables cafeterías donde hacer un alto en el camino  y tomar un rico café acompañado de algún trozo de tarta, ¡qué ricas están!. La verdad que allí el momento café + trozo de tarta ¡es toda una institución!
 
Y con estos recuerdos, todavía muy recientes, os dejo. En breve os contaré algo más de mi escapada por Baviera y os daré alguna dirección útil, ¡me faltan las tiendas!.

¡Espero que lo hayáis disfrutado!




8 comentarios :

  1. Ya conozco un poco Munich sin haberlo pisado
    Gracias Carmen , bonita ciudad, bonitos edificios y buena cerveza
    Avisame en la proxima escapada , igual me apunto jjj
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ciudad es muy agradable y los alrededores preciosos.
      Y se come muy bien, no me esperaba yo una oferta tan completa y tan rica.....

      ¡Tenemos que maquinar algo!

      B7sss

      Eliminar
  2. LuciaE
    Ya imaginaba que venías con los deberes bien hechos. Los días tuyos tienen más de 24 horas por eso te cunde tanto. A mi no me da tiempo ni de copiarte un 10% y mira que me gustaría. A por el próximo ...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lucía creo que a estas alturas ya me vas conociendo ¡y más deberes que tengo pendientes!

      ¡Que van a tener más de 24h mis días! Intento organizármelos lo mejor posible ..... si me dejan ;-)

      B7sss

      Eliminar
  3. ¡Qué maravilla! Se nota que lo disfrutaste y lo cuentas con tanto gusto que entran ganas de salir corriendo para allá...Ya me habría gustado probar esas ricas tartas de las que hablas. Gracias por tan buenas recomendaciones, las guardo por si alguna vez tengo la ocasión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes cuánto me gustan estas escapadas, les saco bien el jugo.

      No he puesto ninguna foto de las tartas, pero la verdad es que más de un día nos tomamos una buena merienda ;-)

      Gracias por pasarte y dejar tu opinión

      B7ssss

      Eliminar
  4. Fantástico y qué envidia me has dado!! yo hace tres años que no viajo (sí hago salidas pero no fuera de España o a largas distancias dentro de esta)pero si quiero arreglar casa es lo que me toca y ahora nos íbamos a Amsterdam o Edimburgo (también mirándolo todo como tú) pero por mal tiempo y lluvias lo dejé estar... así que nada, disfruto del tuyo aunque sea de forma virtual y me llevo un bretzel que me vuelven loca jajaja

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias A.!

      Esta claro que todo no se puede hacer, yo me lo miro todo mucho, como tú ya has leido, merece la pena y no pierdes ni calidad ni nada .... si me apuras ¡sales ganando!
      Disfruta de éste virtualmente y verás como en breve eres tú la que cuentas el tuyo ;-)
      Coge, coge pretzel!

      B7ssss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.