19 abril 2013

Elx, Elche, Palmeral Árabe


El Palmeral de Elche es el oasis que crearon los árabes allá por los siglos IX y X, cuando ocuparon nuestra península.

Es cierto que siglos antes, los íberos plantaron en esta zona las palmeras datileras, pero fueron los árabes quienes crearon grandes huertos de palmeras y configuraron los sistemas de regadío que todavía hoy en día, podemos visitar.

Al igual que podemos encontrar en algunos países árabes, crearon estos huertos de palmeras y a la sombra de ellas las higueras y los granados.   

En la actualidad se estima en más de 200.000 la población de palmeras ilicitanas, pero fue mucho más extensa en aquella época.

Una visita al Museo del Palmerar en el Huerto de San Plácido nos permite descubrir todos sus secretos, visita que permite recorrer la casa tradicional donde se aloja el museo, y que se puede continuar en el exterior visitando el huerto.
  

Justo enfrente encontraremos el famoso Jardín Huerto del Cura  y si queremos hacer un alto en el camino, justo al lado el Restaurante Els Capellans, del que os hablé en  Elx: Els Capellans, un Restaurante en un Oasis será una acertada elección.

El Palmeral de Elche es bellísimo, pero que voy a decir yo, ilicitana en el "exilio". Cada vez que regreso no deja de embaucarme ese mar de palmeras que contemplo en el horizonte y que, a medida que me acerco a la ciudad, se hace más grande.
   

Por algo es Patrimonio de la Humanidad, el segundo Patrimonio de la Humanidad concedido por la UNESCO que recae en esta ciudad. Algo tendrá.

El primero se lo concedieron al Misteri d'Elx, pero esta historia merece capítulo aparte y ya hablaré de ella otro día. Curioso que uno de los artilugios de esta representación sacra sea la "Mangrana", la granada, otro de los frutos distintivos de la ciudad y que también fue introducido en aquella época.
   

La granada mollar es la variedad que se cultiva en la zona, con un color y sabor particular. Rica en vitaminas y antioxidantes, su consumo cada vez resulta más extendido y hoy en día forma parte de las cocinas más sofistificadas y elegantes.

Está bien, y de las no tan sofisticadas. En casa la hemos tomado como postre desde que tengo uso de razón, sóla o en ensaladas de frutas, me seducen esos granitos rojos ¡parecen rubíes!. Y como no, también me gusta que forme parte de algunos de mis platos, en el blog podéis encontrar:
   

  
Además de la influencia gastronómica y paisajística, los arábes también  dejaron huella cultural en la ciudad. Muestra de ello son los Baños Arabes y la Calahorra, el primero símbolo del bienestar que aquí lograron y el segundo, símbolo defensivo.
   

Para terminar esta visita me dirigiré hacia el Puente de Canalejas, pasando por el Ayuntamiento, la Torre del Consell, y saludando a Calendura y Calendureta, los simpáticos autómatas de la Torre del Reloj, que tocan las horas y los cuartos. De niña me quedaba embobada mirándolos y esperando que volvieran a tocar.
    

Y ya en el Puente de Canalejas, merece la pena detenerse y admirar el Palmeral, esta vez desde otra perspectiva.
   

Con la esperanza de que os haya gustado este breve y rápido paseo por Elche, os ánimo a que os déis una vuelta por este oasis, por este Mar de Palmeras. ¡Hasta pronto!


14 comentarios :

  1. Gracias por el paseo tan bonito Carmen ;O)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, merece la pena!

      Muchas cosas por descubrir, buena gastronomía y buenos hoteles, te sentirás como en un oásis.

      B7sss

      Eliminar
  2. Un buen paseo por una ciudad llena de encanto, buenos productos y buena gente-
    un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos!

      Hay tanto por descubrir, ya sé que la tierra tira e igual no soy objetiva, pero es un diamante en bruto.
      Tenía mucho tiempo pendiente dedicarle algo, pero se merece más.

      Y gracias a ti por la labor que haces!

      B7sss

      Eliminar
  3. Javier Pascual19 abril, 2013 11:47

    ¿Para cuando un arroz con costra, un all i pebre o arrop i tallaetes?, todos platos tradicionales de la cocina ilicitana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Di que sí!

      Esta vez le ha tocado a la parte más árabe, pero teniendo en cuenta que el arroz lo introdujeron ellos, habrá que pensar en un Arroz con Costra para muy pronto.

      Quedan en el tintero muchos posts sobre Elche ;-)

      B7sss

      Eliminar
    2. Gracias Carmen por el paseo , me ha encantado , prometo visitar tu tierra

      Eliminar
    3. Gracias a ti!!!!!

      Cuando vengas prometo hacer de guía!!!!

      Cuantas cosas pendientes ¡eh?
      B7ssss

      Eliminar
  4. así fue nuestro paseo ayer, quizás más breve pero igual de bonito. incluso con haber visto poco porque estábamos de paso, nos ha sorprendido tu ciudad y nos vamos queriendo volver a pasear por ella, visitar los museos, pasar más tiempo en el palmeral, y caminar y disfrutar de los jardines tan cuidados y llenos de flores!!! un besote, mi niña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que voy a decir yo, una ilicitana en el exilio 😉😉
      Me alegro que te haya gustado!
      B7ssss

      Eliminar
    2. Que voy a decir yo, una ilicitana en el exilio 😉😉
      Me alegro que te haya gustado!
      B7ssss

      Eliminar
  5. así fue nuestro paseo ayer, quizás más breve pero igual de bonito. incluso con haber visto poco porque estábamos de paso, nos ha sorprendido tu ciudad y nos vamos queriendo volver a pasear por ella, visitar los museos, pasar más tiempo en el palmeral, y caminar y disfrutar de los jardines tan cuidados y llenos de flores!!! un besote, mi niña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosilet, acabo de ver este comentario ¡resulta que has estado en Elche hace muy poco! Me alegra que te haya gustado, yo hace tiempo que ya no vivo allí pero la visito con mucha frecuencia, así que no puedo ser muy objetiva ;-)
      Gracias por pasarte

      B7sssss

      Eliminar
  6. así fue nuestro paseo ayer, quizás más breve pero igual de bonito. incluso con haber visto poco porque estábamos de paso, nos ha sorprendido tu ciudad y nos vamos queriendo volver a pasear por ella, visitar los museos, pasar más tiempo en el palmeral, y caminar y disfrutar de los jardines tan cuidados y llenos de flores!!! un besote, mi niña!!

    ResponderEliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.