01 octubre 2012

Medallones de Pimiento y Morcilla sobre minitosta de Cebolla Caramelizada y Queso Brie

   
Érase una vez una rica y hermosa morcilla de arroz que había sido invitada como entrada-aperitivo a una preciosa cena.

A pesar de sus orígenes humildes, habían pensado en ella por su sabor y por su calidad, pero, aunque el evento en el que iba a participar era bastante amigable, se le había sugerido que a ser posible fuera con vestido de cóctel y buena compañía.

Con estos requisitos, el encargo comenzaba a complicarse.

Mademoiselle Morcilla tenía buenas amistades con las que hacía estupendas migas, pero no sabía si estas amistades estarían dispuestas a vestirse para la ocasión, pues solían frecuentar más los ambientes informales y más castizos, sin etiquetas ni condiciones.

Morcilla de arroz estuvo dándole vueltas al tema en cuestión, pero apenas le quedaba mucho tiempo, así que decidió mandarle un correo electrónico al Señor Pimiento y plantearle la situación. Pimiento respondió enseguida, le agradaban los retos y después del verano le apetecía pasar por el centro de belleza, así que prometió presentarse con una textura elegante y aterciopelada. A Morcilla de Arroz las palabras de Pimiento la desconcertaron un poco, quedándosele cara de interrogación, pero decidió confiar en él.

Pimiento era buena compañía, pero a Morcilla no le apetecía un dúo, quería más compañía ¡Había que triunfar! Así que llamó a su amiga íntima doña Cebolla, que aceptó encantada la proposición pues le apetecía mucho caramelizarse o confitarse un poco.

¡¡Ya eran tres!! Como los tres mosqueteros ... cuántas veces habían triunfado con esta combinación ¿verdad?

Mademoiselle Morcilla quería más. Este evento se había convertido en casi un desafío para ella y quería que fuera algo digno de recordar. Así que les pidió a unas tostas de buen pan que asistieran para dar consistencia y a su vecino el queso Brie le dijó que se pasará, sería el encargado de dar un toque de suavidad al plato. Como último favor, unos brotes tiernos de lechugas amigos de doña Cebolla que se habían enterado de la celebración, se ofrecieron a hacer de fresca alfombra.

Todos fueron puntuales a la cita, llevaron sus mejores galas y su saber estar hizo el resto. Los invitados a la cena sólo tenían ojos para ellos, quedaron maravillados y disfrutaron de la cena. ¡El objetivo había sido cumplido!
  
Los anfitriones estaban orgullosos por su apuesta, fue un éxito. Morcilla de arroz fue felicitada, al igual que sus amigos, y se les prometió contar con ellos para otra ocasión.

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

¿Queréis saber que fue lo que ocurrió entre bambalinas? Pues pasad a descubrir la receta.
 
SIN THERMOMIX
INGREDIENTES:

  • 10 Rodajas de Morcilla de Burgos
  • 1/2 Cebolla
  • 1 Chorrito de vino Pedro Ximénez
  • 4 Rebanadas de pan de molde
  • 70 gr. de Queso Brie
  • 50 gr. de aceite de Oliva
  • 6 Hojas de gelatina
  • 160 gr. de Pimientos de piquillo
  • 160 gr. de Agua

ELABORACIÓN:
  1. Poner las hojas de gelatina a hidratar en un bol con agua.
     
  2. Introducir los pimientos con el agua en un recipiente y triturar con la batidora. Verter la mezcla en un cazo y cocer lentamente alrededor de 12 min.
     
  3. Transcurrido el tiempo, añadir las hojas de gelatina hidratadas bien escurridas y triturar comprobando que quede todo homogéneo. Verter en una fuente amplia, de forma que no alcance una altura de más de 0.5 cm y dejar enfriar.
       
     
  4. Cortar la cebolla a trocitos y pochar lentamente. Cuando esté casi transparente, añadir el vino y dejar reducir. Ya tenemos la cebolla caramelizada, reservar.
     
  5. Con un rodillo aplanar las rebanadas de pan. Cortar el pan de molde formando pequeños círculos. Los círculos deben ser más pequeños que el diámetro de las rodajas de morcilla. Tostar.
     
  6. Encima de cada minitosta poner un poco de cebolla caramelizada y un trocito de queso. Introducir en el horno con el gratinador encendido a 100ºC, para que el queso se derrita un poco.
  7. Mientras, en una sartén antiadherente asar las rodajas de morcilla de Burgos con unas gotitas de aceite.
     
  8. Cuando la gelatina de pimientos de piquillo esté sólida, cortar con un cortapastas unos medallones. Ayudarse de una espátula para manipularlos.
      
    Montaje del plato
    : Disponer una rodaja de morcilla de Burgos, un medallón de pimientos, y una minitosta de cebolla caramelizada y queso. Repetir la operación para el resto de rodajas de morcilla.
       
 
CON THERMOMIX
INGREDIENTES:
  • 10 Rodajas de Morcilla de Burgos
  • 40 gr. de Cebolla carmelizada o confitada (Ver receta)
  • 1 Chorrito de vino Pedro Ximénez
  • 4 Rebanadas de pan de molde
  • 70 gr. de Queso Brie
  • 25 gr. de aceite de Oliva
  • 6 Hojas de gelatina
  • 160 gr. de Pimientos de piquillo
  • 160 gr. de Agua

ELABORACIÓN:
  1. Poner las hojas de gelatina a hidratar en un bol con agua.
     
  2. Verter los pimientos con el agua en el vaso y triturar 15 seg./Vel. 6. Comprobar que está bien triturado y programar 12 min./Tª 100ºC/Vel. Cuchara.
       
  3. Transcurrido el tiempo, añadir las hojas de gelatina hidratadas bien escurridas y  triturar 15 seg./Vel. 5 comprobando que quede todo homogéneo. Verter en una fuente amplia, de forma que no alcance una altura de más de 0.5 cm y dejar enfriar.
     
  4. Con un rodillo aplanar las rebanadas de pan. Cortar el pan de molde formando pequeños círculos. Los círculos deben ser más pequeños que el diámetro de las rodajas de morcilla. Tostar.
     
  5. Encima de cada minitosta poner un poco de cebolla caramelizada y un trocito de queso. Introducir en el horno con el gratinador encendido a 100ºC, para que el queso se derrita un poco.

  6. Mientras, en una sartén antiadherente asar las rodajas de morcilla de Burgos con unas gotitas de aceite.
     
  7. Cuando la gelatina de pimientos de piquillo esté sólida, debe estar bien sólida, cortar con un cortapastas unos medallones. Ayudarse de una espátula para manipularlos.
      
    Montaje del plato
    : Disponer una rodaja de morcilla de Burgos, un medallón de pimientos, y una minitosta de cebolla caramelizada y queso. Repetir la operación para el resto de rodajas de morcilla.
       
     

7 comentarios :

  1. pedazo tapilla!!! Es que tiene de todo? M'ha encantat, Carmen. Ha de ser una explosió de sabors... petonet!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es veritat!!! Té de tot!!!

      El nom em pareix una mica llarg.... però volia dir tot allò que llevaba.

      Una bona combinació, de veritat!!

      B7sss

      Eliminar
  2. Que hambre me acaba de entrar!!! Yo quiero probar eso, que rico!

    ResponderEliminar
  3. Qui puguera menjar-la. Preciosa tapa i té que estar boníssima. b7s

    ResponderEliminar
  4. Que delicia¡¡¡¡ que divertida la entrada me ha encantado¡¡¡¡ felicidades como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey!
      Que está basada en una historia real! ;-)

      Gracias Lina! B7sssss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.