30 julio 2012

IRLANDA: El Anillo de Kerry


Irlanda es un "Mar de Verdes y Agua". No encuentro palabras que la definan mejor.

La mejor forma de conocerla es recorrerla en coche, alojarse en sus Bed&Breakfast y comer y tomar unas pintas en sus pubs.

Pero en este post sólo os voy a hablar del Anillo de Kerry, donde pasamos unos días realmente maravillosos.

Si os encontráis entre ese grupo de gente amante del aire libre y de la naturaleza en todo su esplendor, Kerry se convertirá en un destino de ensueño para vosotros como lo fue para mi.

Una vez superada la primera prueba, conducir por la izquierda, hacer las rotondas al revés, el cambio de marcha, etc., se comienza a disfrutar del entorno y el viaje se convierte en una forma inolvidable de experimentar todo lo que este paisaje evocador y bucólico tiene que ofrecernos.

No cabe duda que a la hora de visitar este país, es ideal hacerlo en coche alquilado para poder disfrutar de los lugares a nuestras anchas y parar a nuestro antojo.

Nosotros fijamos "campamento base" en Gleinbeigh y nada más llegar, dejamos los trastos y nos dirigimos a la playa.
  

A pesar  de su apariencia la playa de Rossbeigh es una de las más seguras, dicen. Sin prestar atención al   tiempo la gente se bañaba y jugaba en la orilla. Enfrente de esta playa se encuentra la península de Dingle, otra maravilla.
   
Nosotros dimos un paseo por sus dunas y pronto la lluvia nos sorprendió, pero "allá dónde fueres, haz lo que vieres", los bañistas no salían del agua y nosotros seguimos paseando bajo la lluvia.
       
Al día siguiente nos dirigimos hacia el Castillo Ballycarberry, cerca de Cahersiveen, al cuál se accede por un camino muy estrecho, de esos que hay que ir cediendo el paso y apartándose para dejar el paso cuando un vehículo viene en sentido contrario. Mereció la pena, un enclave realmente maravilloso.

  
El condado de Kerry tiene mucho que aportarnos en este aspecto: paisajes excepcionalmente sublimes, gentes encantadoras, pueblecitos llenos de encanto y magia, y pubs donde degustar las especialidades gastronómicas de la zona al lado de una buena pinta. 

Nosotros nos alojamos en Glenbeigh, en el B&B Kerry Ocean Lodge donde repetiría estancia si volviera por la zona y el Pub The Tower se convirtió no sólo en un agradable local donde escuchar música y tomar unas buenas pintas, sino que fue también el lugar elegido para realizar nuestras cenas, con una carta muy extensa y todo muy rico.
  
  
Desde luego que el recorrido por el Anillo de Kerry fue toda una experiencia. Desde las escarpadas colinas enmoquetadas de verde de Valentia Island, hasta la costa, donde encontramos bellas bahías que nos hacían olvidar el paso del tiempo. La sensación era muy particular, cómo que estábamos en un lugar muy muy lejano.
   

Aquí sólo pasamos tres días, antes de continuar nuestro periplo por Irlanda, pero fueron suficientes para que cayéramos en sus redes y nos dejáramos cautivar por sus senderos, sus rincones, y como no, por su gastronomía: delicioso el marisco y el pescado fresco.
   
Visitamos también el Parque Nacional de Killarney y para calmar nuestra alma senderista hicimos un pequeño recorrido, el Torch Falls. Durante la ruta disfrutamos de unas preciosas vistas del Upper y Lower Lakes.

En el interior del parque se encuentra la Abadía de Muckross, la espectacular mansión del siglo XIX en la que se han rodado varias series de televisión. Los paseos por los jardines y los bosques son muy agradables y la vegetación es muy frondosa.

  
Entre otras maravillas que esconde Kerry se encuentra el Castillo de Ross. Está ubicado en el interior del lago Leane muy cercano a la misma localidad de Killarney.

Se puede visitar facilmente en un agradable paseo desde Killarney. También se halla dentro del parque nacional, junto a un lago, rodeado de bosques espesos donde podemos disfrutar de la naturaleza en estado puro. El interior del castillo es visitable, así que nos dimos una vuelta por sus estancias. También cabe la posibilidad de dar una vuelta en barca por el lago.
  

Recomiendo visitarlo por la tarde, en el úlimo turno de visitas, a eso de las seis de la tarde, cuando la gente se marcha y el atardecer ofrece las mejores fotografías del lugar.

Y así terminamos nuestra tarde: nos quedamos un buen rato disfrutando del paisaje.
 

10 comentarios :

  1. Q maravilla de paisajes! Me han entrado unas ganas de irme a irlanda! Uf! Y el fresquito q debe hacer no es el de mi tierra seguro. Un beso me encanto el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que son preciosos.

      Abunda el verde allá donde mires, verde y agua, por algo la llaman la isla esmeralda.

      ¡Un placer que te haya gustado el post!

      B7sss

      Eliminar
  2. ¡Qué preciosidad! ¡Tú sí que sabes disfrutar de la vida! Yo, con mi inglés casi nulo y el problema con la alimentación, me siento bastante cortada en las posibilidades. Así que agradezco muchísimo que la gente comparta sus experiencias de viajes pues me permiten ver paisajes, lugares, costumbres,... que no podría conocer de otra manera. Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosy no sé si sabré disfrutar de la vida, pero cuando tengo algo de tiempo y "pasta", lo intento. ¡Ya me gustaría poder hacer esto con mucha más frecuencia!

      B7sss

      Eliminar
  3. Buenas fotos.
    Apetece ir a verlo, saborear sus comidas y disfrutar de esas fantásticas pintas de cerveza negra. Lo peor es conducir por la izquierda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y tanto que apetece!

      Ya sabes que yo disfruto en los viajes antes, durante y después... ahora sólo queda el después, aunque nunca se sabe y siempre se puede convertir en un ¡hasta pronto!

      Lo de conducir por la izquierda, ¡¡un horror!!

      B7sss y feliz verano

      Eliminar
  4. MARAVILLOSO!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Sin palabras me he quedado de tanta belleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me quedaba embobada con tanto verde. Una preciosidad.

      B7sss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.