02 abril 2012

Londres: Una escapada exprés ... de chicas


Hacía ya tiempo que unas compañeras de trabajo andaban a la "caza y captura" de una buena oferta de viaje a Londres para hacer el viaje-de-chicas anual... bueno, anual, bianual, o de cuando-se-pueda, ;-).
 
En un principio, yo no iba a formar parte de esa escapada, pues ya había estado varias veces, pero eso no fue inconveniente y apenas me fue necesario un ligero empujoncito para pasar a formar parte de la "expedición".

Y así, casi sin buscarlo, la pasada primavera, un grupo de 4 amigas hicimos un viaje exprés a Londres.

Fueron sólo 4 días, ¡Pero que intensos!

Nuestro hotel estaba situado en Bloomsbury, a escasos metros del Museo Británico, el cuál visitamos en primer lugar. Un lugar fascinante apenas tengas un mínimo interés por las civilizaciones antiguas. 
 
Era viernes por la tarde y había mucha gente en la calle, sin darnos cuenta, paseando, llegamos a Covent Garden, un antiguo mercado, ahora zona de ocio, donde se respira una atmósfera muy especial.

Una vez allí una de nosotras dijo: "¿Probamos las Jacket Potatoes?", y nos faltó tiempo para encontrarnos ante unas enormes patatas asadas, rellenas de una gran variedad de posibilidades (fillings les llaman allí).

Tras el tentempié continuamos hacia Leicester Square, donde se concentran un gran número de cines, teatros y lugares de diversión, y así seguir impregnándonos de la noche londinense. Se hacía tarde, por lo que decidimos realizar una cena rápida en uno de los innumerables restaurantes asiáticos de Gerrard Street, en pleno Soho, el barrio chino de Londres.

Ya con las "pilas recargadas", seguimos bajando hasta Picadilly Circus. Creo que no me equivoco al afirmar que se trata del lugar más concurrido de Londres, famoso por sus grandes pantallas de vídeo y sus carteles publicitarios de neón.

Ávidas por empaparnos de Londres, seguimos bajando por Haymarket Street en busca de Trafalgar Square. En esta plaza se encuentra la National Gallery y la Columna de Nelson, y se trata del lugar donde los londinenses reciben al Año Nuevo, digamos que el equivalente a nuestra Puerta del Sol madrileña. Tengo que decir que una vez brindé allí por el nuevo año, y la marea humana que se forma es tal que realmente da miedo. Si eso lo unimos a la policía a caballo pasando entre los asistentes, confieso que hay momentos que no son precisamente agradables, así que por mi: ¡Una y no más, Santo Tomás!
  
Museo Británico, London Eye y el Big Ben.
Todavía nos quedaban fuerzas, así que seguimos por Whitehall y Parliament Street, pasamos por Downing Street, la casa del Primer Ministro británico, hasta que por fin llegamos a la maravilla del Big Ben y el Parlamento. Una preciosidad con la iluminación nocturna, aunque su visión a la luz del día tampoco desmerece. Es uno de los monumentos británicos que no me canso de observar y para mi es visita obligada cuando voy a esta ciudad, por poco tiempo que dure la estancia.

Desde el puente de Westminster se puede observar la otra cara del Parlamento y del Big Ben, así como el London Eye, la gran noria londinense. En este punto nosotras, exhaustas, decidimos coger el metro y regresar al hotel. Para ser el primer día, había sido muy intenso.

A la mañana siguiente era sábado y ¿qué hacen 4 chicas un sábado? ¡Exacto ir de compras!

Desayunamos en una cafetería italiana, que afortunadamente teníamos enfrente del hotel, y cogimos un bus, la mejor forma de moverse por Londres y no perderse un detalle, si es posible desde el piso superior.

Dirección: Portobello, mi mercado preferido en Londres. Está situado en Notting Hill y allí puedes encontrar de todo: ropa, bisutería, tiendas de regalo y un sinfín de pequeñas tiendas de antigüedades que me vuelven loca, pero mira por dónde, esta vez no compré nada.
  
Portobello

Allí pasamos toda la mañana hasta que el agotamiento hizo que entráramos en uno de los pubs a tomar unas pintas y unas hamburguesas para reponer fuerzas. Mientras comíamos fuimos elaborando el plan de la tarde: de allí iríamos hacia Knightsbridge, mi barrio favorito, quizás por que fue allí donde residí en mis tiempos de estudiante, visitamos el Museo de Ciencias Naturales y una vez allí era inevitable acercarse a Harrods, así que allá nos fuimos. De Harrods lo que más me llama la atención es la parte que tienen dedicada a la alimentación, un paraíso que no se puede describir, hay que verlo.
  
Museo de Ciencias Naturales

Harrods y una vista de las calles de Londres desde el autobús
La tarde iba cayendo, pero las ganas de seguir viendo tiendas no. Así que bordeando Hyde Park nos fuimos hacia Oxford Street. Allí ya, como vulgarmente se dice "echamos el resto", pusimos las tarjetas a trabajar y tres manzanas más tarde íbamos cargadas de bolsas, por lo que no nos quedó más remedio que coger un bus y volver al hotel.

El domingo nos fuimos a Candem Market, otro de los más famosos mercados de Londres. Allí, sin darnos cuenta, se nos hizo mediodía, así que aprovechando los puestos de comidas de diferentes países, compramos un "variadito" y ¡a comer!.
  
Candem Market

Por la tarde nos acercamos a la Torre de Londres y al Puente de la Torre, una de las zonas más bonitas de Londres. El cansancio comenzaba a hacer mella y aunque la Tate Gallery no estaba lejos, preferimos que un bus nos acercara. ¡Qué de gente! Una vuelta rápida, pues no nos terminó de convencer, y cruzamos el Puente del Millenium en dirección St. Paul's Cathedral, donde se casó Lady Di ... un poco de cotilleo.
  
La Torre de Londres, el Puente de la Torre y el Puente del Millenium con vistas a la Catedral de San Pablo y a la Tate Gallery

Estaba lloviendo y hacía viento y ... ¡Estábamos cansadíiiiiiiiisimas! La decisión fue unánime: bus de regreso al hotel, después salimos a cenar.

Lunes, había que aprovechar nuestro último día. Desayuno en la cafetería italiana, unas compras en una cadena de supermercados británica, Salisbury, y una visita a la casa-museo de Sir Soane, totalmente recomendable, muy muy curiosa y todavía no muy conocida. ¡Ah! y gratis.

De ahí, cogimos un bus hacia Green Park. Recomiendo bajarse en Picadilly, a la altura de Fortnum&Mason y pasar a visitar estos almacenes. Es una preciosidad de tienda y es el proveedor oficial de la familia real británica, sus escaparates son realmente espléndidos, vamos, una dirección que estoy segura que no os defraudará. Cerca también se encuentran los almacenes Liberty cuya fachada seguro que no os pasa desapercibida.
 
Picadilly Circus, los almacenes Liberty, Fortnum&Mason y Green Park.

Si seguimos paseando por Picadilly, enseguida nos encontramos delante del Ritz donde el té de la tarde es toda una institución. Es decir, que no hay nada más "british" que tomar allí el té, pero nosotras, esta vez, no lo hicimos.

Siguiendo con el paseo, atravesamos Green Park, su nombre lo dice todo, especialmente verde y un remanso de paz. Cruzando por sus senderos enseguida nos encontramos delante de Buckingham Palace y vimos el desfile de la guardia. ¡Con la de veces que he estado en Londres y era la primera vez que lo hacía!
  
Buckingham Palace y Saint James Park

Y entonces comenzó a caer una fina lluvia que apenas duró 10 min. Nos adentramos en St. James Park, justo enfrente del palacio, otra preciosidad de parque, aunque en Londres todos son bonitos y llega el momento en que no sabes cuál es tu preferido. Cruzamos el parque en dirección al Parlamento y la Abadía de Westminster, nuestra visita a Londres llegaba a su fin.
   
La Abadía de Westminster, las Casas del Parlamento y el Big Ben.

Una última mirada al Big Ben, a las casas del Parlamento y, sniff, sniff, sniff, al metro en dirección al hotel, a recoger el equipaje y al aeropuerto de vuelta a casa.

Bye bye London! See you soon! Chicas, ¿cuando repetimos?

20 comentarios :

  1. Un bonito e intenso viaje Carmen , me ha encantado leerte y ver las fotos tan chulas
    gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mari!
      Intenso para los apenas 4 días que estuvimos. A mi me gusta dejar reflejado los sitios visitados y las direcciones, que luego no me acuerdo.

      B7sss, me alegra que te haya gustado.

      Eliminar
    2. MUY interesante el viaje , muy bien narrado , una gran ayuda para quien lo quiera hacer , lo malo que me han dicho que por tu cuenta es dificil manejarte en el metro y autobuses .QUIEN no sepa la lengua evidentemente , gracias por publicarlo ¡¡¡nos ayudara

      Eliminar
    3. ¡Gracias! Me alegro que te haya gustado y lo veas así, como una ayuda, porque era una de mis intenciones.

      Si no conoces nada de inglés, entiendo que pueda ser un poco difícil, pero con un nivel básico pienso que te puedes manejar en el metro.

      Ya me contarás cuando vayas! B7ssss

      Eliminar
  2. estas hecha toda una reportera ....gracias por compartirlo ,cuando decida ir a Londres solo tengo que mirar aqui y tendre una buena ruta !!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar es que me pongo a hacer fotos y no paro, y luego me gusta relatar los viajes y tener toda la documentación.

      Cada una tendremos nuestros gustos, pero cuando vayas, échale un vistazo a las direcciones y enlaces que pongo y así lo tienes más facilito.

      B7sss

      Eliminar
  3. Yo ya hace bastantes años que no voy y me encantaría volver. Como aperitivo, no me ha ido mal. Una buena idea lo del viaje de chicas. b7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Londres está bien de todas las formas: en pareja, con amigos, con niños, sólo con amigas, incluso sóla o por trabajo!!!!

      A mi también me gustaría repetir.

      B7ssss

      Eliminar
  4. Me ha encantado como nos has contado el viaje, muchas gracias.

    Te dejo que voy a comprar billetes para Londres YA !!!!!

    1B7

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Venga! Que ya lo tienes más fácil!!!

      B7sss

      Eliminar
  5. Lucia E
    Gracias por el reportaje, como recuerdo de viaje no tiene precio y como ruta para copiar tampoco, así es que ya te contare a la vuelta de mi viaje anual... de chicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si la idea te sirve ¡otro objetivo del blog cumplido!

      ¡Espero tus anécdotas a la vuelta! Me das envidia.

      B7sss

      Eliminar
  6. Buenas Carmen, mira en mi blog http://recetasymasestela.blogspot.com.es/ en la sección de premios.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué barbaridad!¡Pedazo de viaje os habeis marcado! Los dientes larguísimos tengo de pura envidia, y las de cosas que habeis hecho en cuatro días, desde luego os ha cundido....para apuntarlo todo, como dicen los niños pequeños YO QUIERO!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocos días pero intensos.

      No veas las 4 lo bien que lo pasamos!!!

      Y yo también quiero repetir!!!! jejejeje ;-)

      B7sss

      Eliminar
  8. Pero bueeeenoooo... qué estoy viendo... me tiro dos días sin entrar a tu blog y me encuentro esta maravilla de post.
    Como ya sabes, yo también soy un apasionado de la cultura y civilización francesa, me encanta Francia, es un país precioso tanto en gastronomía, como en colores, costumbres.... enfín.. un mar de posibilidades por ver y hacer. Me alegra que estuvieras tan entretenida en Niza, yo tengo muchas ganas de ir por allí, aunque sea una de las partes más caras de la France!!!
    Un besico muy fuerte....!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, aunque, jejeje, creo que querías hacer el comentario en el otro post, en el de Niza, no en el de Londres, pero da igual.

      Coincido contigo, Francia es un mar de posibilidades, nosotros aprovechamos siempre que podemos. Es verdad que hay zonas muy caras, otras las contrarrestan y tienen mucho que ofrecer en cuestión de gastronomía.
      Seguiremos intercambiando conocimientos.

      B7ssss

      Eliminar
  9. Carmen a través del grupo de FB he dado con tu blog y me ha encantado tu recorrido londinense, tanto que me lo agendo para la próxima visita! Se nota que has vivido allí por la manera de economizar el tiempo al marcar los itinerarios, en resumen: eres una guía de viaje a tener en cuenta. Me gustaría saber el nombre del hotel en Bloomsbury. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gengi en Londres he estado bastantes veces y de diferentes maneras, eso hace que se te vaya formando otra visión de la ciudad.

      En este viaje estuvimos en un hotel de la cadena Park Inn, sencillo, funcional y bien situado. Se llamaba Park Inn London Russell Square.

      Esta cadena ya la conocía de otra ocasión y me había gustado su relación calidad/precio.

      Espero que te lo pases bien cuando vayas.

      B7sss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.