15 enero 2012

Verduras al vapor con Virutas de Foie y Cebolla caramelizada


Las fiestas de Navidad quedaron atrás, nos encontramos en plena cuesta de enero, y llegó la hora de ir introduciendo en nuestra dieta platos menos festivos y, sobre todo, menos calóricos. ¿Verdad? ¡Todos llevamos unos días pensando en ello!

Pero dieta sana, no es sinónimo de dieta aburrida, sólo hay que echar mano de la imaginación y de algún retal de ingredientes que seguro nos han sobrado en las pasadas fiestas.

Así que hoy os propongo un plato sano, casi un clásico, que sólo ha sido realzado por la forma de presentar sus componentes  adquiriendo así un aspecto más sofisticado.

Simplemente es cuestión de cortar las verduras de otra forma y darle un toque con algún ingrediente, digamos más especial: un poco de cebolla caramelizada, unas virutas de foie y una pizca de sal de vino.

La sal de vino la compré en mi última escapada enológica a una de las regiones de mejores caldos de toda España, no es imprescindible, ya lo sé, pero siempre vuelvo a casa con este tipo de adquisiciones "capricho", que le voy a hacer, es mi debilidad...

¡A qué resulta irresistible!
  
CON THERMOMIX:
INGREDIENTES:
  
ELABORACIÓN:
  1. Poner el agua en el vaso, las judías en el cestillo y éste dentro del vaso. Programar 25 min./temp.varoma/vel.1
       
  2.   
  3. En la bandeja inferior varoma distribuir los bastoncitos de zanahoria y en la superior las rodajas de patata y las láminas de calabacín. Situar las bandejas encima del vaso.
     
  4. Transcurrido el tiempo, montar el plato con las diferentes verduras. Añadir un poco de cebolla caramelizada y unas láminas de foie(Click para ver la receta). Espolvorear con un poco de sal de vino y ¡A la mesa!
     
SIN THERMOMIX: 
INGREDIENTES:
ELABORACIÓN:
  1. Poner la verdura en una vaporera: primero la zanahoria y las judías, encima las patatas y por último el calabacín.
     
  2. Cocer durante unos 20-25 min. según el punto en nos guste la verdura.
     
  3. Servir con un chorrito de aceite de oliva, unas virutas de foie-gras, cebolla caramelizada  y unas escamas de Sal Maldon o de cualquier otro tipo de sal aromática. En mi caso, he utilizado la sal de vino.  

 ¡Buen provecho!
  
Sugerencia: Si la cebolla caramelizada se pasa por la plancha unos segundos, su sabor queda realzado.
  

12 comentarios:

  1. rica receta y sana me la apunto
    la sal de vino nunca lo he oido ni la he visto informame por fa
    besos

    ResponderEliminar
  2. Son las verduras hervidas de siempre, pero con algún cambio en la presentación y un detallito.... pues como que atraen más.

    La sal de vino .... toda la información en breve, ¡la tienes muy cerca.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que, para mí, comer verduras hervidas no es ningún sacrificio, aunque solo las aliñe con un poco de aceite crudo. Pero claro, como dices tú, nunca viene mal un cambio en la presentación. Así es que voy a probar esta forma de cortar los calabacines y le añadiré un poco de cebolla caramelizada. ¡Qué bueno!

    ResponderEliminar
  4. En casa también gustan las verduras y con un buen aceite de oliva están de cine. Con esta combinación, pues han quedado un poco "más festivas".
    Te aconsejo que la cebolla caramelizada la dores un poquito en la sartén..... ¡qué buena, sí!

    B7ssss

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué exquisitez! Me encantan las verduras así preparadas porque me parece que me llega más su sabor...y con esos "detallazos", vamos que con las virutas no más me conformo. Oye Carmen no había oido nunca lo de la sal de vino, ¿se podrá pedir en otros sitios?, lo digo porque tengo Jérez a la vuelta de la esquina... A ver si me entero, porque me parece muy interesante, yo tengo cristales de sal negra, lo mismo pruebo con esta para variar. Como siempre muchas gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Como ves se me ocurrió vestir al hervido tradicional "de domingo".

    La sal de vino la compré en una visita a una bodega. Está en concreto está aromatizada, pero bueno, lo de la sal es lo de menos, seguro que hay un montón de sales aromatizadas o con un toque especial de hierbas aromáticas y queda igual de bien.
    Los cristales de sal negra no los conozco ¿cómo saben?

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. ¡Carmen, qué plato más rico! ¡Con lo que me gusta el foie y la cebolla caramelizada! ¡Nunca se me había ocurrido nada así! ¿Qué tal va el año? Espero que genial. Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  8. Pues fijate Rous, aprovechando algún "resto" de las pasadas fiestas......

    En cuanto al nuevo año, no veas qué ritmo llevo.

    Un beso

    Carmen

    ResponderEliminar
  9. Ummmh Carmen,que ricas! Me encanta la presentacion y tienes razon,cortaditas de otra forma parece diferente.Lo de la sal me ha encantado,lo buscare.
    Seguro que estas verduritas son del Central,con todo lo que hay alli!
    Mañana seguramente lo hago,que no tengo chuquis a comer (las dejo un dia en el comedor del cole) y mi maridin y yo comemos sano.

    Un beset y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  10. Es que lo cortas de otra forma y parece otro plato.
    Sobre la sal, he publicado hoy otra entrada relacionada, no te la pierdas, creo que te va a gustar.

    un beso

    ResponderEliminar
  11. Te mando una foto para que la veas. Son cristales de sal marina combinados con arenas volcánicas... Vienen de L´escala, en Girona. Yo diría que tienen un regusto ahumado y un exótico color negro teniendo en cuenta que hablamos de sal.

    ResponderEliminar
  12. Ahora miro en el correo la foto, muy muy interesante. Y el toque ahumado que dices, hummm me gusta.

    Así que viene de Girona, claro, es que toda la zona de Olot es volcánica.

    ¡Gracias por esos datos!!

    Un beso

    ResponderEliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.