03 diciembre 2011

Auvernia : Escapada de otoño a por setas


Auvernia, l'Auvergne, es una región de Francia situada en pleno Macizo Central, la tierra de los volcanes.

La capital de Auvernia, Clermont-Ferrand, es gris y esto no es ninguna metáfora, pues es su naturaleza volcánica la que le ha dado esta tonalidad. Es aquí también, donde nació la empresa de aquel señor regordete y blanco llamado Michelín. ¡Ahora ya nos va sonando más esta zona ! ¿Verdad ?

Pero en este artículo no voy a hablar de Clermont, de la que hay mucho que hablar pero ya lo haré en otra ocasión, sino de uno de sus departamentos, el Puy-de-Dôme.

El Puy-de-Dôme aparte de sonarle a muchos de los buenos momentos vividos en las grandes escaladas del Tour de Francia, es donde se encuentra el Parque Natural de los Volcanes, maravilla natural donde las haya.


Aprovechándonos de una invitación, nosotros que a estas cosas nunca sabemos decir « no », y de unos días libres de otoño, hicimos una escapada a esta zona antes de que la nieve hiciera su primera aparición.

Conocía la región en verano pero nunca había tenido la oportunidad de gozar de ella en otoño.

Bosques exhuberantes, campos preciosos, montañas completamente verdes, estanques y pequeños lagos y ese olor que lleva el ambiente a plantas silvestres, maderas y humedad.
     



Con nuestros anfitriones un día nos dirigimos hacia la zona de La Ribière y de L'Arbre des glands. Fuimos a buscar setas, aunque una vez en el lugar apenas hizo falta buscarlas por que estaban por todos lados ¡¡Menudos ejemplares !! ¡Que abundancia !


Hicieron de maestros indicándonos cuáles eras comestibles y cuáles no.
¡Menos mal ! He de reconocerme inculta en la materia y de haber sido por mi, hubiéramos cogido las más bonitas y llamativas, es decir las no-comestibles y habríamos « tenido problemas ».

¡Cómo es la naturaleza ! Las más llamativas son las más venenosas.

 

 Gracias a nuestros anfitriones, íbamos bien preparados para coger las setas sin dañarlas. 
 

Así aprendimos mucho aquel día : dónde encontrar las setas, cómo cogerlas, cómo limpiarlas, cómo cocinarlas, sus propiedades, etc. 

Y sobre todo pasamos una mañana deliciosa, allí, perdidos en un bosque, rodeados por los volcanes de Auvernia.

Por la tarde, comenzó a llover, hasta el tiempo acompañaba a meterse en la cocina. Así que pasamos la tarde preparando las setas para traérnoslas a casa. De algunas dimos buena cuenta aquella noche, allí, junto a la chimenea, acompañadas de un buen vino de la región.
  
 
Merci! por esos preciosos días. ¡Ya estoy deseando volver! 


2 comentarios:

  1. Como me gusta Francia, sus pueblos, sus ciudades, su gastronomía, su vino, sus gentes y todo, todo y todo.
    Como me gustan tus post y lo que disfruto viendo las fotos, mucho mejor que ver el Hola, vamos, sin duda alguna, jejeje, me lo paso pipa.
    Un besito y muchas gracias por contarnos todos tus viajes y tus vivencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Este post fue de los primeros y creo que pasó casi desapercibido. Como bien sabes yo también soy una enamorada de Francia.

      Muchas gracias!
      B7ssss

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí y dedicar unos minutos a dejarme un comentario, valoro mucho tu opinión. Por cuestiones de tiempo, no responderé a consultas realizadas en mensajes privados.